Las ratas de Granier, cómo solucionó la misma crisis el restaurante Quick en Francia

Sin ninguna duda, las crisis más complicadas que se le pueden presentar a una marca, son las crisis de producto y más si por medio hablamos de intoxicaciones por mal estado de comida o bebida, o como en el caso que nos ocupa hoy, por roedores que se pasean por el mostrador entre la comida de uno de los establecimientos de la panadería Granier.

ratas garnier

En mayo de 2012, vivimos en Facebook y Twitter una crisis muy parecida a la actual de Granier, pero en ese momento se trataba de la cadena de restaurantes Quick de Francia.

Varios vídeos subidos a Youtube, mostraban cómo las ratas se paseaban tranquilamente de noche por el restaurante.

Saltaron todas las alarmas y pronto las redes sociales se llenaron de comentarios de los usuarios contando sus experiencias y dejando en un lugar bastante desastroso a la marca.

Además en toda crisis, hay algo que hemos de temer y es que los grandes medios tradicionales se hagan eco de la noticia. Una vez que llega a televisiones y diarios “la crisis está servida” porque nos guste o no, al final la repercusión mediática llega a todos los rincones.

En el caso de Quick fueron Le Monde y Le Parisien France, quienes se ocuparon de informar a sus lectores del episodio incluyendo uno de los vídeos tomado por un cliente.

En España grandes medios como El Mundo, La Vanguardia, 20 minutos o el Huffington Post, Voz Populi, Elplural… e incluso canales de televisión, se han ido haciendo eco de la noticia de las ratas de Granier corriendo por el mostrador (incluyendo también el vídeo de un viandante que pasaba por el establecimiento de madrugada), de tal modo que ya es difícil encontrar algún consumidor español que desconozca la noticia.

Imagino la cara del Community Manager al abrir sus perfiles sociales por la mañana, que con una cuenta en Twitter con poco más de 1.800 seguidores, no estaría muy acostumbrado a gestionar crisis y se le vendría el mundo encima siendo TT.

En el caso de Quick, cometieron el error de responder a un usuario y después borrarlo, así como los comentarios negativos que los usuarios dejaban en su muro de Facebook, lo que consiguió que el tema se viralizara aún más en la red y que fueran increpados ya no solo por el problema que originó la crisis, sino por la falta de transparencia borrando los comentarios.

Esta fue la primera actualización que luego borraron:

Buenos días Nicolás  Quick Francia lamenta la presencia de roedores en su local Quick de Belleville. Este restaurante dispone de un contrato de desratización que se ejecuta por parte de profesionales. Después de ver esta foto publicada el día 1 de mayo, se ha solicitado por parte de la dirección una desratización inmediata. Buen día  

Unas horas más tarde volvieron a responder al usuario con un texto similar (posiblemente se dieron cuenta del error). Las prisas y toma de decisiones en caliente no son buenas ante una crisis de reputación tan grave, tener un protocolo de crisis y tomarse un tiempo para actuar con sentido común es esencial.

Finalmente tras el cierre del local, publicaron los certificados de desratización y estuvieron un tiempo sin publicar.

Pero ¿qué ha pasado con Quick y sus perfiles sociales cuatro años después?

Pues curiosamente su perfil de Facebook que contaba con 353.000 fans, en la actualidad tiene 586.525 fans o Me gusta, es decir su comunidad ha seguido creciendo cómo si nada hubiera ocurrido y su actividad volvió a la normalidad diaria.  Parece que al menos en Facebook el episodio no les pasó factura.

Ahora solo mantienen activos perfiles en Facebook, Instagram y Youtube, curiosamente los perfiles de Twitter o bien han desaparecido o bien están inactivos como en el caso de Quick Bélgica.

Granier ha seguido unos pasos similares. Tras algunos tuits de respuesta a las menciones el día 9 de diciembre

ratas granier

publicaron un comunicado oficial el mismo día 9 de diciembre

crisis reputacion ratas granier

Y otro el día 12 de diciembre, quedando silenciada la cuenta desde entonces

ratas granier

Este tipo de episodios consiguen que los consumidores desconfíen de las marcas porque, como hemos comentado al principio, cualquier cosa es subsanable, pero un problema con el producto queda en la mente de los consumidores ¿Es un hecho aislado de un local concreto o es casualidad que alguien haya grabado la escena?

En el caso de Quick parece que tras la tormenta volvió la calma y continúan sin problemas con su negocio, en el caso de Granier el tiempo nos dirá si la repercusión de este episodio insalubre daña seriamente la imagen de la marca o por el contrario, con el tiempo los consumidores lo olvidarán.

2 comentarios el “Las ratas de Granier, cómo solucionó la misma crisis el restaurante Quick en Francia

  1. María dice:

    ¿Es esto lo que se llama el efecto Streisand?

    Me gusta

  2. […] Muchas han sido las Crisis de reputación que se han producido durante estos 12 meses, una de las más sonadas fue la de las panaderías Granier  […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s