Zaragoza a un paso de Madrid con #AVExperience

Tras el recorrido por Valladolid y Segovia, tocaba volver a Madrid con destino a Zaragoza.

La verdad es que cambiar de estación de Atocha a Chamartín no resulta muy cómodo, pero en poco más de una hora estábamos felices entrando en la estación Intermodal y de ahí en el Hotel Tryp construido para la ExpoZaragoza y con un gran recibimiento por parte del estupendo equipo de Zaragoza Turismo.

Para poder ver los sitios más emblemáticos de la ciudad pusieron a nuestra disposición el Bus Turístico  donde pudimos subir a la primera planta descubierta para hacer magníficas fotos.

Recorrimos toda la zona de la Expo donde algunos edificios están siendo acondicionados para instalar allí sus oficinas.

Pero nos esperaba una estupenda sorpresa: visitar el Palacio de la Aljafería,  uno de los monumentos más importantes de la arquitectura hispano-musulmana del siglo XI, impresionante desde la misma entrada pero fascinante en su interior. No paramos de hacer fotos en todo el recorrido, eso si perseguidos por los vigilantes que cumplen a la pefección su papel para no dejar hacer fotos con flash a los visitantes y así no dañar las instalaciones.

Tras la visita al Palacio, nada mejor que una Coca Cola en los soportales de la Plaza del Pilar, donde por mucho calor que haga es un lugar muy agradable para sentarse y descansar un poco . Una vez hidratados y tras muchas risas al ver la cara del dueño del local cuando entramos en tropel a cargar nuestros móviles,  parada obligada en la Pastelería Fantoba  increíbles las formas que dan al chocolate y la belleza de sus escaparates.

Y como en cada rincón visitado, no podía faltar la buena mesa.

Nos impresionó gratamente el primer lugar escogido “La Republicana”, no solo por la magnífica cena que nos ofrecieron a base de miles de pinchos, si no por la amabilidad de su dueña y su hijo y lo preparados que están,  tanto para hacer irrepetible la estancia de los comensales como para atender a todos los que se quieran acercar a ellos a través de las nuevas tecnologías.

Si pensábamos que ya habíamos cenado,  de hecho no pudimos terminar todos los platos que nos ofrecieron en La Republicana, estábamos equivocados,  todavía nos esperaba el Balcón del Tubo. Un estupendo local donde sus dueños hicieron alarde del mejor talante con un gran sentido del humor y  magnífica conversación.

De nuevo un montón de estupendas tapas y bandejas con exquisitos postres pasaban ante nuestros ojos y aunque me sentí incapaz de comer nada más,  algunos de nuestros compañeros dieron cumplida cuenta de ellos.

Para rematar sorpresa especial, nos visitó @CalvoconBarba un detallazo por su parte venir a vernos. Desde aquí nuestro agradecimiento por tan estupenda visita.

Había que terminar la noche de forma tan especial como había transcurrido el día, así que nada mejor que visitar “El Plata”. Sorprendente es poco para describir el espectáculo. Si digo que fue muy “almodovariano” quizás me quede corta. No os cuento más, mejor ir a verlo.

Sin poder dar un paso más de nuevo las chicas nos retiramos al hotel, mientras los chicos continuaron viviendo la noche zaragozana.

Al llegar al hotel un montón de detalles encima de la cama cortesía de #RegalaZaragoza y un reconfortante té en la tetera que el hotel pone a disposición de sus clientes.

Por la mañana un increíble desayuno para coger fuerzas, dejábamos con mucha pena una estancia inolvidable en Zaragoza, pero teníamos que partir en el AVE con destino a Lérida

Anuncios

Redescubriendo Valladolid y Segovia #AVExperience

Como relataba en mi anterior post,  donde daba comienzo nuestro  Blog Trip #AVExperience, pudimos coger el tren de milagro de Madrid a Valladolid, pero lo importante es que finalmente llegamos a tiempo. En poco más de una hora estábamos en la estación de Valladolid, donde nos esperaban para acompañarnos al hotel.  Una vez pasados por la ducha tras el calor y las carreras,  comenzó nuestra ruta por la ciudad. Empezamos por el barrio burgués de Valladolid,  donde se encuentra la preciosa Casa del Príncipe un edificio construido a principios del S XX y que está  situado en la calle de la Acera de Recoletos,  donde curiosamente pudimos ver cómo ensayaban los soldados para su jura de bandera,  que se celebraría el siguiente domingo, día de las Fuerzas Armadas. Visitamos la Plaza Mayor, la zona comercial (sin poder parar a comprar nada, una lástima) , la Iglesia de San Pablo deteniéndonos para curiosear en el edificio contiguo, pues cuentan que para poder bautizar a  Felipe II en esta misma iglesial, fue sacado por la ventana de este edificio el día de su bautizo para posteriormente   clausurarla y cerrarla con un candado para que nadie más pudiera salir por ella.

Señorita Mala Uva

Señorita Mala Uva

Iglesia San Pablo Posteriormente disfrutamos de la parte antigua de la ciudad con preciosos patios , para terminar en Señorita Malauva, un local donde se realizan estupendas y divertidas catas de vino acompañadas de un magnífico queso, que terminamos comprando algunos de nosotros y que formarían parte de nuestro equipaje a partir de ese momento. Estupenda la visita relámpago de Victor Gañán @victorganan, compañero de ponencia en la II Semana de Redes Sociales de Castilla y León organizado por CVE, con el que me une una estupenda amistad y al que desde aquí quiero darle las gracias por haberse acercado a saludarnos.

f

Terminamos la jornada cenando de tapas aunque @Clara_Soler y yo estábamos tan cansadas que abandonamos a la parte del grupo masculina y sin esperar a los postres,  nos fuimos a dormir para reponer fuerzas. A las 8:30 de la mañana salíamos rumbo a Segovia.  Es increíble que en tan solo media hora de viaje, estuviéramos disfrutando de las impresionantes vistas del Acueducto de Segovia. Tras pasar por la Oficina de Turismo, comenzó nuestro recorrido por las estrechas calles segovianas de la mano del guía, un chico muy joven pero que aún no está muy familiarizado con las redes sociales .  Supongo cómo debió sentirse cuando, mientras hablaba,  todos estábamos haciendo fotos y utilizando compulsivamente nuestros móviles. Nos contó que el Acueducto cuenta con 120 pilares, 167 arcos y que su desnivel entre los primeros y los últimos arcos  llega a 30 metros. Observamos como muchos tejados  tienen una sola capa de tejas ( les faltan las que van super puestas), nos enseñaron la puerta romana derruida y vimos la alineación montañosa a la que denominan la mujer dormida o muerta. Cuenta la leyenda que el  nombre viene dado por ” la transformación que experimentó el cuerpo de una doncella que murió del mal de amores cuando su caballero partió para la guerra, olvidando cumplir la promesa de volver junto a ella”. Cansados y muertos de calor tras visitar el barrio judío,  encontramos el reposo del guerrero en el Fogón Sefardí, restaurante que pertenece al Hotel Spa La Casa Mudéjar, un palacete mudéjar construido por el notable judío sefardí Rabí Mayr Melamed en el siglo XV y que conserva los artesonados de la época en los comedores y las habitaciones. Comimos una tapa impresionante que fue premiada en 2007,  elaborada con una base de pan, cordero desmigado y berenjena al curry con una riquísima salsa de melocotón. Tras una rápida visita al spa,  que daban ganas de quedarse para siempre, iniciamos el regreso a Madrid, para tomar el AVE a nuestro siguiente destino: Zaragoza 

Primer destino: Redescubriendo Madrid #AVExperience

Curiosamente yo vivo en Madrid, pero cuando te dan la oportunidad de visitar la ciudad con un guía,  te das cuenta que realmente desconoces muchísimos rincones y sobre todo parte de la interesante historia del centro de la ciudad.

Descubrí la casa y la tumba de Miguel de Cervantes, pisé por primera vez (da vergüenza decirlo) el magnífico edificio CaixaForum, nos hicimos fotos delante del Real Jardín Botánico y recorrimos el Museo del Prado que próximamente mostrará la exposición del Último Rafael, paseamos por el barrio de las letras, la calle Hortaleza,  llamada así porque en tiempos, era la calle de uno de los barrios más humildes de Madrid, calle de meretrices,  que bajaba a las huertas del Paseo de Recoletos.

Volver a la Plaza de Santa Ana, donde se encuentra el antiguo Hotel Reina Victoria, ahora remodelado por la cadena Melia, donde celebré mi comunión, supuso un viaje entrañable al pasado. Lástima no poder hacer una parada para poder visitar su magnífica terraza.

Si nos fijamos en el suelo de la calle Huertas. se pueden observar sonetos de ilustres escritores. Quizás los haya pisado mil veces pero  nunca me había detenido a leerlos.

Visitamos Tabernas que datan de 1800, como Casa Alberto, nos contaron la historia de la Estación de Atocha inaugurada en 1851, pero que tras un gran incendio tuvo que ser reconstruida en 1888. La última  remodelación concluyó en 1992 con motivo de la Expo de Sevilla,  donde se incluyó  un jardín tropical interior y  un “jardín de columnas” como si troncos de palmeras formaran el parking .

Ministerios que han cambiado sus funciones y que antaño eran la puerta de Madrid , la Cuesta de Moyano por el que tantas veces pasee los domingos de niña con mi padre para comprar libros, pasear por la Rosaleda y después tomar el aperitivo en el Retiro  … en fin que recordé y redescubrí una preciosa ciudad que por las prisas,  los madrileños raras veces disfrutamos.

Terminamos la visita comiendo en un sitio espectacular “Estado Puro” de Paco Roncero un gastro bar en el mismo Paseo del Prado,  cuyos techos están decorados con peinetas, es una taberna pero con un estilo muy moderno. El restaurante está  muy cerca de la estación de Atocha y pudimos degustar yo diría que la carta completa.

Imposible describir tantas tapas de siempre,  pero con el sabor actual.

Desde una tortilla deconstruida que hay que comer con cuchara, hasta patatas bravas, croquetas de jamón ibérico, anchoas del cantábrico, mejillones, boquerones …por no hablar de los postres que compartí con Fidel @fidelmartin y que, si no llega a ser porque teníamos que salir corriendo para coger el tren con destino a nuestra segunda parada, Valladolid, creo que me los hubiera comido todos.

Como han abierto un nuevo local de “Estado Puro” en la Plaza de Cánovas del Castillo, lugar bastante cercano a esta primera Taberna, han puesto en marcha una curiosa campaña de marketing, en la que te retan a trasladarte lo antes posible de un local al otro. Dependiendo del tiempo que tardes en llegar,  te invitan a una u otra ración y si tardas mucho solo a una cerveza.

Casi con la servilleta en la mano y a la carrera salimos desde Atocha a Chamartín para tomar el primer AVE con el que empezaríamos un  viaje que nos deparaba un montón de sorpresas.

Llegamos  a la estación sin aliento,  justo en el último minuto antes de cerrar las puertas y en ese mismo momento fui consciente que mi maleta era demasiado grande y pesada para realizar todo este recorrido, menos mal que el resto de bloggers Javier @javiersanz, Manuel @manuelbustabad, Pablo @turismo_online y Fidel @fidelmartin, demostraron su caballerosidad en cada instante y los pobres cargaron con mi maleta durante todo el recorrido. Fueron bautizados como los sherpas.

Una vez en el tren respiramos, ya estábamos en camino para nuestro siguiente destino:   Valladolid 

Blog Trip estupenda fórmula para conocer destinos

Llevaba ya unas cuantas semanas queriendo contar la experiencia del #AVExperience Blog Trip, pero quería hacerlo pausadamente para intentar trasmitir cada una de las cosas que experimenté y conocí en este estupendo viaje organizado por @fidelmartin, apoyado por las Ciudades AVE (Madrid, Valladolid, Segovia, Zaragoza, Lérida y Tarragona)

Sólo 7 bloggers con ganas de disfrutar, conocer, escribir y compartir: Clara Soler @clara_soler, Marta @pasean2, Javier Sanz @jsanz, Manuel Bustabad @manuelbustabad, Pablo Garrido Pintado @turismo_online , Fidel Martín  @fidelmartin y yo @fmlopez48.

Sólo 7 personas que no nos conocíamos y que hemos conseguido estrechar unos lazos de amistad que serán imborrables.

Durante todo el viaje pasamos mucho calor,  se nos hincharon las piernas, pero se nos olvidó cuando llegamos a las ciudades y nos recibieron con muchísimo cariño e inmensas ganas de enseñarnos todos sus “tesoros”.

Hicimos varias catas de vino, comimos un montón de platos impresionantes, desayunamos cruasáns rellenos de chocolate, tomamos tapas, postres, pasteles y tartas que quitaban el hipo, dormimos en hoteles estupendos, descubrimos un montón de monumentos, ruinas y catedráles románicas y góticas en las que nunca habíamos estado,  ciudades y lugares que o no conocíamos o que cuando las hemos visitado nadie nos las ha enseñado en profundidad.

Pero sobre todo nos reímos mucho y compartimos mil anécdotas, desde viajar con @Stabri, un muñeco 2.0 que recorre el mundo acompañando a diferentes personas y que en su mochila porta mensajes con experiencias de todos ellos, hasta pasar por El Plata en Zaragoza con sorpresa incluida, montar en segway (aunque algunos no duráramos mas de 10 minutos encima),  recibir un baño de vino blanco, tinto  y cava de donominación de origen con la ropa puesta o amanecer lloviendo en Tarragona tras haber estado tres días a 40 grados.

Foto de Manuel Bustamad

No tengo datos de repercusión de #AVExperience, pero solo con ver cómo se movía el hashtag y cómo muchos usuarios de Twitter, Facebook, Foursquare e Instagram  se hacían eco, nos preguntaban e interactuaban,  estoy convencida que hizo que muchos de ellos cerraran los ojos y viajaran con nosotros durante estos estupendos cuatro días que duró la experiencia.

Tras haber participado en el #blogtripcostablanca con mas de 14 millones de impactos y en  el #AVExperienceblogtrip, creo firmemente que la fórmula del Blog Trip,  representa una magnífica herramienta de marketing para las marcas que deberían utilizar con regularidad.

Conocer destinos de la mano de personas con perfiles tan diferentes, nos hará descubrir lugares que seguramente querremos visitar en cuanto podamos hacer una escapada.

Es mucho más creíble la opinión de un amigo o de un contacto  vivido en vivo y en directo, que una campaña de publicidad de miles de euros orquestada por el destino, un folleto o un triste vídeo impersonal.

En el próximo post os contaré nuestra experiencia en el Primer destino: Conociendo Madrid.