Redescubriendo Valladolid y Segovia #AVExperience

Por |2012-06-13T19:47:21+00:0013/junio/2012|Comunicación, Viajes|Sin comentarios

Como relataba en mi anterior post,  donde daba comienzo nuestro  Blog Trip #AVExperience, pudimos coger el tren de milagro de Madrid a Valladolid, pero lo importante es que finalmente llegamos a tiempo. En poco más de una hora estábamos en la estación de Valladolid, donde nos esperaban para acompañarnos al hotel.  Una vez pasados por la ducha tras el calor y las carreras,  comenzó nuestra ruta por la ciudad. Empezamos por el barrio burgués de Valladolid,  donde se encuentra la preciosa Casa del Príncipe un edificio construido a principios del S XX y que está  situado en la calle de la Acera de Recoletos,  donde curiosamente pudimos ver cómo ensayaban los soldados para su jura de bandera,  que se celebraría el siguiente domingo, día de las Fuerzas Armadas. Visitamos la Plaza Mayor, la zona comercial (sin poder parar a comprar nada, una lástima) , la Iglesia de San Pablo deteniéndonos para curiosear en el edificio contiguo, pues cuentan que para poder bautizar a  Felipe II en esta misma iglesial, fue sacado por la ventana de este edificio el día de su bautizo para posteriormente   clausurarla y cerrarla con un candado para que nadie más pudiera salir por ella.

Señorita Mala Uva

Señorita Mala Uva

Iglesia San Pablo Posteriormente disfrutamos de la parte antigua de la ciudad con preciosos patios , para terminar en Señorita Malauva, un local donde se realizan estupendas y divertidas catas de vino acompañadas de un magnífico queso, que terminamos comprando algunos de nosotros y que formarían parte de nuestro equipaje a partir de ese momento. Estupenda la visita relámpago de Victor Gañán @victorganan, compañero de ponencia en la II Semana de Redes Sociales de Castilla y León organizado por CVE, con el que me une una estupenda amistad y al que desde aquí quiero darle las gracias por haberse acercado a saludarnos.

f

Terminamos la jornada cenando de tapas aunque @Clara_Soler y yo estábamos tan cansadas que abandonamos a la parte del grupo masculina y sin esperar a los postres,  nos fuimos a dormir para reponer fuerzas. A las 8:30 de la mañana salíamos rumbo a Segovia.  Es increíble que en tan solo media hora de viaje, estuviéramos disfrutando de las impresionantes vistas del Acueducto de Segovia. Tras pasar por la Oficina de Turismo, comenzó nuestro recorrido por las estrechas calles segovianas de la mano del guía, un chico muy joven pero que aún no está muy familiarizado con las redes sociales .  Supongo cómo debió sentirse cuando, mientras hablaba,  todos estábamos haciendo fotos y utilizando compulsivamente nuestros móviles. Nos contó que el Acueducto cuenta con 120 pilares, 167 arcos y que su desnivel entre los primeros y los últimos arcos  llega a 30 metros. Observamos como muchos tejados  tienen una sola capa de tejas ( les faltan las que van super puestas), nos enseñaron la puerta romana derruida y vimos la alineación montañosa a la que denominan la mujer dormida o muerta. Cuenta la leyenda que el  nombre viene dado por ” la transformación que experimentó el cuerpo de una doncella que murió del mal de amores cuando su caballero partió para la guerra, olvidando cumplir la promesa de volver junto a ella”. Cansados y muertos de calor tras visitar el barrio judío,  encontramos el reposo del guerrero en el Fogón Sefardí, restaurante que pertenece al Hotel Spa La Casa Mudéjar, un palacete mudéjar construido por el notable judío sefardí Rabí Mayr Melamed en el siglo XV y que conserva los artesonados de la época en los comedores y las habitaciones. Comimos una tapa impresionante que fue premiada en 2007,  elaborada con una base de pan, cordero desmigado y berenjena al curry con una riquísima salsa de melocotón. Tras una rápida visita al spa,  que daban ganas de quedarse para siempre, iniciamos el regreso a Madrid, para tomar el AVE a nuestro siguiente destino: Zaragoza 

No hay comentarios

  1. fatimamartinezlopez 20/06/2012 en 23:05 - Responder

    Reblogged this on Fatimamartinezlopez's Blog.

  2. Carlos Ignacio Martínez López 25/06/2012 en 14:31 - Responder

    Eres una cicerone maravillosa. Valladolid y Segovia estan en deuda contigo. Besos

  3. Gus 09/03/2015 en 15:14 - Responder

    La Iglesia de Valladolid que muestras, en la que fue bautizado Felipe II, es la Iglesia de San Pablo, en la Plaza de San Pablo. No es la catedral aunque es preciosa su fachada. Más que otra cosa porque al buscar Catedral de valladolid vi que salía tu imagen de San Pablo. Así puedes corregir el texto y cambiarle el título a la foto. Un saludo.

Deja tu comentario

He leído y acepto la Política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies