Twitter acaba de publicar su memoria financiera, donde se refleja su estancamiento o decrecimiento en número de usuarios en el último trimestre (sin contar SMS), algo insólito entre las grandes redes sociales generalistas, como Facebook o Google +, a la que algunos quieren dar por muerta, pero que continúa con un crecimiento sostenido.

Desde hace tiempo, los usuarios más veteranos de Twitter vienen avisando de un cambio en la forma de utilizar esta red que no gusta.

  1. Twitter era una plataforma divertida, amistosa, con interesantes contenidos, donde podías encontrar y acceder a cualquier persona que te aportara y te pareciera interesante.
  2. Para muchos de nosotros llegó a formar parte importante en nuestra vida. En Twitter había amistad, diálogo, debate y aprendizaje.
  3. Había una preocupación por agradar y ayudar a los demás, aunque no los conociéramos de nada.

Desde mi punto de vista, la falta de interés por esta red no es culpa de la plataforma, creo que hemos sido los mismos usuarios los que hemos conseguido que estas cualidades se hayan ido perdiendo.

  1. Llegada masiva de usuarios escondidos y amparados tras un nick y un avatar para montar bronca, ya sea para faltar al respeto a personas, famosos o políticos, como para increpar a las marcas comerciales.
  2. Políticos que utilizan la red, no tanto para acercarse al ciudadano, como hacîan en los comienzos  @ccifuentes o @Cepeda (por poner un ejemplo que le dabamucho valor), sino como la mayoría que utilizan sus perfiles para lanzar sus mensajes de partido,  hacer su propia campaña ignorando a los usuarios (muy pocos políticos responden ya a las menciones), descalificar o lanzar un bofetón virtual al contrario o sembrar la polémica
  3. Compradores de followers por kilos que han dañado la credibilidad de la plataforma y hacen dudar del resto de usuarios
  4. El ego desmesurado de algunos usuarios, que confundieron el crecimiento de sus cuentas con su importancia personal. Dejaron de responder a su comunidad y de seguir a su red, creyéndose que así pasaban a formar parte de la élite,  estrellas del olimpo o famosos,  sin darse cuenta que su éxito no solo se lo debe a su trabajo, sino también a los seguidores que ahora menosprecian.
  5. Novatos que copian y emulan a los descritos en el punto anterior.

Todo evoluciona, no podemos pedir que al pasar de los años las redes continúen siendo como en sus inicios pero,  del mismo modo que Facebook ha evolucionado hacia el «buenismo», donde se intenta compartir lo mejor que nos rodea ( intentando evitar todo lo negativo que no es poco),  Twitter en cambio se está convieriendo en una plataforma reivindicativa, donde muchos solo entran para quejarse, crear discusión (que no debate), insultar y crispar el ambiente o los que simplemente entran a colgar sus post, porque para ellos,  la red ya carece de interés.
El problema somos los usuarios y por tanto somos los usuarios los que debemos cambiar nuestra forma de actuar, si no queremos que a medio plazo Twitter pase a ser historia como Messenger,Tuenti o tantas otras redes que lo fueron todo en su momento y hoy ya no existen.