Tanto famosos,  como políticos,  así como múltiples programas de TV,  han descubierto que Twitter puede ser una caja de resonancia que les permite,  en unos casos posicionarse o seguir en el candelero y en otros testar y aumentar sus audiencias.
En el caso de los famosos, hasta ahora se limitaban a coleccionar en sus cuentas millones de fans que en principio les admiraban y eran capaces de dar cualquier cosa por ellos, pero la audiencia no permite ni un desliz y ya hemos visto como en su momento David Bisbal, Alejandro Sanz, Belén Esteban o Sara Carbonero entre otros, han sido pasto de descalificaciones y chascarrillos por sus meteduras de pata o cómo se pasa factura a los políticos que no controlan sus cuentas y meten la pata hasta el fondo.
La semana pasada le tocó el turno a Fernando Alonso (gracias @sertxusanchez) que intentando ser cercano con su audiencia, lanzó un tuit invitando a sus seguidores a preguntarle lo que quisieran… se enviaron más de 9.000 tuits con preguntas, pero no precisamente las que el piloto esperaba

Foto: quecarallo.net

Foto: quecarallo.net


Ante esta avalancha imagino la cara del Community Manager (supongo que  Fernando no gestiona personalmente su perfil) cuando viera la reacción de los tuiteros que,  en vez de preguntar por temas relacionados con la Fórmula 1,  empezaron a desbarrar y a hilar ese ingenioso humor tan español.
El piloto se limitó a responder,  muy seriamente y sin inmutarse,  que pronto respondería a las preguntas en su web
Captura de pantalla 2013-04-08 a la(s) 10.42.33
Anoche de nuevo se volvió a liar con el programa de Cuatro «Cuarto Milenio».
Su presentador Iker Jiménez, sabedor de la fuerza de Twitter, puso en marcha la caja de resonancia para testar de nuevo la audiencia a través de la plataforma.
Captura de pantalla 2013-04-08 a la(s) 00.12.38
Supongo que lo que esperaba era que los tuiteros pincharan el enlace y así poder medir la cantidad de personas que veían su programa mientras tuteaban y desde la página web,  también invitaban a lanzar un tuit, ya enlazado, con el que los tuiteros podían viralizar y de este modo incrementar la audiencia.
Captura de pantalla 2013-04-08 a la(s) 11.34.59
Creo que en Cuarto Milenio ya se están acostumbrando al aluvión de tuits que se generan mofándose tanto de los invitados  como de los temas tratados.
Estos son tan solo una muestra  de los tuits que se suelen compartir en el hashtag #cuartomilenio
Captura de pantalla 2013-04-08 a la(s) 10.49.46
Captura de pantalla 2013-04-08 a la(s) 11.09.51
En cualquier caso «Cuarto Milenio» no deja de ser un programa de amor/odio y tanto seguidores como detractores,  consiguieron que una vez más fuera TT.
Se generaron cientos de tuits y el hashtag #cuartomilenio, sigue siendo utilizado a estas horas, lo que en definitiva es un logro para el programa pues era lo que perseguían sus productores.
Twitter es una gran herramienta de comunicación, pero también un arma de doble filo y cuando queramos hacer experimentos, hemos de tener mucho cuidado porque se nos puede volver en contra.