Este ha sido un fin de semana largo e intenso en el que una vez mas, he conocido personas  con las que he hablado durante este año a diario.

He paseado por la playa, he disfrutado de la familia y ahora, trasteando en el blog, descubro con alegría que esta semana estará de cumpleaños.

Mi blog cumple un año… parece mentira.


Ha sido un año intenso, un año diferente, un año lleno de vivencias, de nuevas experiencias y sobre todo de mucho aprendizaje. No sabía de pluggins, de widgets, de enlaces…

Durante mi vida laboral, he escrito muchos informes, he desarrollado presentaciones y manuales,he preparado cursos para las nuevas incorporaciones,  pero nunca me había planteado escribir un blog.

Cuando empecé este blog, necesitaba «vomitar» todo lo que llevaba dentro. Contarle al mundo como entendía la comunicación, el management, la gestión del tiempo, el liderazgo, la dirección de equipos comerciales… y así fueron los comienzos, pero en unos meses el blog se fué convirtiendo en ese lugar donde refugiarme cuando quiero expresar mis reflexiones y además compartirlas.

Mis amigos de antaño, los que me conocen bien, disfrutaban con los primeros post, me comentaban que se notaba el sentimiento y la fuerza interior de mi experiencia profesional, pero poco a poco dejaron de entender lo que aquí escribía.

Quizás tantas referencias al Social Media y especialmente las vinculadas a Twitter, no se entienden desde la perspectiva de mi mundo anterior. Son dos mundos tan solo alejados por la tecnología, tan distintos y tan iguales a la vez, pero todavía no se han dado cuenta que hay que evolucionar.

Por ello en julio, decidí abrir un segundo blog  «Luces y Sombras  de las Marcas», dedicado a mi profesión de siempre, para no perder el contacto con lo que hasta ahora he sido y de este modo seguir creciendo, sumando conocimientos a lo ya aprendido.

Un blog para contar las cosas buenas y malas de las marcas, los cambios de la publicidad, las novedades y mis pequeñas aportaciones a esta revolución que estamos viviendo. Intento acercar los dos mundos porque creo que lo mejor llega cuando se encuentran, uno no puede subsistir sin el otro.

Ha sido un año que me ha aportado conocimiento personal y humano y  me ha descubierto las posibilidades de reinventarse.

Gracias a él, he leído mucha información, he compartido datos, vivencias y pensamientos. Un total de 47 post que representan momentos importantes que ya forman parte de mi vida.

Gracias a todos los que por aquí habéis pasado por haberlo hecho posible

 

Enlaces relacionados:  Luces y sombras de las marcas en Facebook