Llevo días pensando  que ya era hora de escribir el post de la semana, pero realmente no sabía como encarar el resumen de año, que es lo que toca por estas fechas.

He tenido un 2009 tan … indescriptible diría yo que hasta @arancoweb me animó a plasmarlo y aquí estoy con un sabor agridulce intentando sacar lo mejor que me deja porque eso si, me he demostrado a mi misma que por mucha cosas que nos pasen en la vida, lo último es tirar la toalla y sigo con la mejor de mis sonrisas afrontando el día a día y animando a todos los que tampoco lo han pasado muy bien durante estos 365 días.

Desde que empezó a asomar 2009 las cosas no pintaron bien y como dijo aquel pensé  «lo que mal empieza mal acaba», pero  he descubierto que  esta afirmación no es cierta, «lo que mal empieza puede acabar estupendamente».
No se trata de ennumerar lo ya pasado porque gracias a Dios se ha quedado en eso… en pasado y el aprendizaje es tan brutal que no hay espacio para trasmitir lo que se puede llegar a aprender en tan solo 12 meses.
Pasar por un hospital en cuatro ocasiones (una de ellas no fué para mi pero si para una de las personas mas importantes de mi vida) te sitúa y de qué manera. Que te hagan dejar tu vida profesional aparcada y la empresa a la que has dedicado los últimos 13 años de tu vida te marca, pero te da la oportunidad de saber que existe un mundo ahí fuera por descubrir y se puede aprender muchísimo cada hora que pasa.
Los que hasta hace poco eramos 0.1 como diría @josemiguelmaiz hemos tenido la oportunidad de conocer este apasionante mundo 2.0, que no se donde llegará, pero que de momento me ha servido para recuperarme tanto en lo físico como en lo emocional.
Tengo tantas cosas que agradecer , que al final hasta voy a tener que recordar 2009 como un año positivo.
Primero por la salud totalmente recuperada, segundo por la famila (cuantas horas olvidados por el trabajo) y tercero por todos esos amigos que he encontrado en este mundo en el que me introdujeron @montefiero (de lo mejor que hay en Vocento) y @ralbiol que empezó siendo mi cliente y ahora es mi amigo.
Gracias a todos los que componéis twitter porque me habéis hecho reir como hacía tiempo que no reía, que me habéis introducido en vuestras vidas, con vosotros aprendo cosas nuevas cada día y hasta me habéis situado en un lista por la que cariñosamente mis amigos me llaman «cancamusa» (Nada mas lejos de lo que realmente soy)
Gracias 2009 porque me has hecho poner los pies en la tierra y valorar muchas cosas que hace un año no me preocupaban.