Marca personal: lo que tus gestos y tus palabras dicen de ti

Muchos profesionales especialistas en la materia, hablamos habitualmente de cómo construir nuestra marca personal  y cómo utilizar las herramientas que tenemos a nuestra disposición para realizar un mejor uso de ellas.

Pero hoy no vamos a hablar de blogs, ni de redes, ni de canales que nos ayuden a tener mayor visibilidad de esa marca que queremos posicionar en digital,  si no de los gestos y actitudes que mantenemos en nuestra vida cotidiana, ya que sin darnos cuenta,  estamos emitiendo señales de nosotros mismos que los demás perciben como si se tratara de un libro abierto y aunque nos parezca una nimiedad,  van a influir directamente en la opinión que se llevará alguien que nos acaba de conocer.

lenguaje corportal marca personal

¿No os ha pasado alguna vez que sin conocer bien a una persona, cuando nos preguntan pensamos para nuestros adentros “pues me dio la sensación de blandito”,  o “no le conozco mucho, pero mejor tened cuidado porque parece conflictivo/a”?

Hay un tema que personalmente me llama mucho la atención y es la primera impresión.

Pero no solo la primera impresión física sobre cómo vamos vestidos, o si hoy hemos pasado o no por la peluquería, ni si nuestro traje es más o menos apropiado para el lugar donde nos hemos encontrado.

La primera impresión pasa también por los saludos, por el cómo nos presentamos y cómo nos comportamos ante un grupo de personas en su mayoría desconocidas.

Poco a poco la costumbre de dar la mano se está perdiendo, fundamentalmente entre sexos opuestos, por tanto lo más habitual suele ser que al presentarnos,  nos demos un beso en la mejilla mientras cruzamos un “encantado”, “mucho gusto” … pero en muchas ocasiones, sobre todo cuando se trata de reuniones formales (fundamentalmente de trabajo),  lo correcto es estrechar las manos.

estrechar manos

 

Y aquí viene la primera cuestión ¿Qué opinamos cuando la persona a la que saludamos nos tiende una mano flácida, sudorosa y fría?

  • Nuestro cerebro percibe debilidad, pasividad, carácter blando… en una palabra nos están emitiendo en un mensaje subliminal que le falta “punch”.

¿Y si quién nos saluda nos aprieta la mano firmemente?

  • Nos trasmite carácter, emocionalidad, fuerza y valentía

Los expertos en Inteligencia Emocional van más allá y nos hablan de la importancia de la situación de nuestras manos, es decir:

  • Si al presentar nuestra mano para saludar, la posicionamos por encima de la nuestro interlocutor denotaremos agresividad
  • Por debajo de la suya, sumisión
  •  Si  es de tú a tu entre iguales, las manos permanecerán paralelas, al mismo nivel.

Esto aún es más chocante en el caso de que el saludo se produzca entre dos mujeres.

Algunas mujeres,  sobre todo con cargos ejecutivos (que asumen el papel de hombre para hacerse respetar en su organización),  suelen tender siempre la mano no solo a los hombres, si no también a otra mujer, nunca provocan un encuentro más cercano (los besos no forman parte de su comunicación corporal en el ámbito profesional). Marcan la distancia desde el primer momento y la lectura de esta actitud denota

  • Genio
  • Fuerza de carácter
  • Y también cierta prepotencia si mantiene la mano firme.

Si por el contrario es un mínimo acercamiento casi con tres dedos,  como si tuvieran miedo, mostrarán que el gesto es tan solo es una pose y en el fondo lo que esconden es cierta inseguridad y nerviosismo.

Por lo que respecta a la luz roja de persona conflictiva, es fácil detectarlo cuando en una primera reunión, donde se conoce poco a los interlocutores, algún asistente se dedica a criticar a terceros no presentes, habla más alto de lo normal, interrumpe a los demás, o “da siempre la nota”. Esto suele ser común  en eventos, presentaciones de productos o reuniones presenciales de un colectivo concreto,  pero atención,  también se percibe en nuestras comunicaciones diarias en medios digitales.

Posiblemente estas personas sean muy profesionales en sus trabajos, no hay por qué dudarlo a priori,  pero la imagen que proyectan para quienes no les conocen es de pesadez, protagonismo exarcerbado o conflictividad,  dependiendo del comportamiento descrito.

Por tanto atendamos a esos gestos, palabras y comportamientos que emitimos cada día en nuestro entorno. Muchas veces sin darnos cuenta estamos proyectando señales que harán tomar decisiones a los demás quizás equivocadas, pero que pueden dejarnos fuera de un posible trabajo, una invitación especial o simplemente marcar nuestra imagen negativamente dañando nuestra reputación.

Como dijo Oscar Wilde “No hay una segunda oportunidad para una primera buena impresión”

¿Te has parado a pensar cómo te presentas y lo que tus gestos y palabras dicen de ti ?

 

Anuncios

La Mejor Herramienta de Marketing: Empleados Felices

Hace muchos años cuando estábamos en pleno lanzamiento del suplemento Nuevo Trabajo, luego NT y más tarde Infoempleo, tuve la suerte que un anunciante del mismo me regalara un libro* sobre Inteligencia Emocional, libro que mas de un directivo debería leer varias veces y grabarse en el cerebro.

Los buenos líderes de empresa dominan el arte de dirigir con inteligencia emocional y sin duda alguna esto redunda en un incremento notable en las ventas de la compañía.

Si un empleado es feliz en su puesto de trabajo,  está motivado y recibe energía positiva de sus superiores, mejora sus competencias, se esfuerza por hacer bien su trabajo, se fusiona con su producto, se compromete con los objetivos de la compañía, toma la iniciativa, se preocupa por innovar  y utiliza sus mejores estrategias para ayudar a su empresa a  conseguir sus logros. Cuanto mas felices somos más rendimos en el trabajo

foto de nexuseq.com

¿Cuantas veces hemos visto a amigos y familiares o nosotros mismos hemos estado manipulados por un equipo de dirección que nos ha desmotivado, que no tienen empatía en sus relaciones con los empleados y hemos comprobado cómo nuestra  productividad bajaba a límites insospechados, que nuestra iniciativa e innovación desaparecía,  que habíamos pedido la ilusión por el trabajo y cada lunes se convertía en un suplicio levantarse para ir a trabajar?

Como dijo aquel “no hace falta que me motives, pero no me desmotives”

Los empleados satisfechos son los mejores vendedores. En sus círculos no solo profesionales si no personales hablan con tanta pasión de su empresa que terminan vendiéndosela a los demás.

Si no creemos en nuestra empresa o en nuestro producto,  seremos incapaces de venderlo y si estamos desmotivados seremos un arma letal para la misma en todo nuestro entorno.

Con la explosión del Social Media uno de los jugadores más importantes,  el tan nombrado Community Manager,  será un elemento esencial en la cadena para exteriorizar su estado anímico dentro de la empresa y por ello es importante que el ambiente que respire sea feliz, que se sienta integrado, que su puesto sea reconocido y esté valorado dentro de la compañía. El Community Manager será la voz , la correa de trasmisión y la imagen de la compañía en la red.

Un empleado que no es feliz y está desmotivado dificilmente podrá trasmitir felicidad y buenas vibraciones a sus clientes y consumidores. No será capaz de vender su compañía porque en el fondo subyace una falta de creencia en la empresa.

Es importante añadir que el índice de absentismos en las empresas es mucho mayor cuanto menos feliz es la plantilla. Muchas personas terminan enfermando  físicamente cuando son infelices en sus trabajos.

Tan importante es tener un buen producto como un buen equipo,  porque una compañía que tenga un buen producto pero un mal equipo fracasará sin ninguna duda.

El día que las empresas entiendan la importancia de cuidar su capital humano,  comprobarán que su mejor herramienta de marketing es un empleado feliz.

(*El libro era La Práctica de la Inteligencia Emocional de Daniel Goleman edición especial de 1999 para Hay Group)

Daniel Goleman Inteligencia Emocional #ExpoM

Un año mas Expomanagement, encuentro de referencia de la gestión empresarial donde se reúnen mas de 5000 directivos,   ha abierto sus puertas en el Palacio Municipal de Congresos de Madrid.

Puntualmente y todo perfectamente organizado por HSM Group como ya es habitual , comenzaba la primera ponencia de Daniel Goleman.

Una conferencia amena, comunicadora e ilustrativa. Es un placer escuchar ponentes de este nivel hablar sobre Inteligencia y Emociones.

Su exposición se ha centrado en la importancia de positivizar nuestras emociones para conseguir un mejor resultado de nuestros equipos y de nuestro propio trabajo.

En el cerebro tenemos neuronas espejo que nos hacen imitar a personas con las que conectamos, desde gestos hasta emociones.

El diálogo emocional inconsciente es esencial para las relaciones comerciales. Si conseguimos “enganchar” emocionalmente con nuestro consumidor nuestro mensaje llegará de manera mas intensa.

A través de la inteligencia emocional intensificamos el resultado de nuestras capacidades técnicas y cognitivas

Para superar una crisis lo primero que tenemos que tener es control emocional. Si no sabemos hacernos con la situación esta empeorará y trasmitiremos a los demás nerviosismo que redundará en acrecentar la crisis.

Es esencial empatizar con los demás, saber como se sienten, que opinan. Hay que tener conciencia social atendiendo a tres parámetros

 1 .-capacidad cognitiva: hacer saber a las personas que entiendes lo que piensan

2.- Ser emocionales : yo también siento

3.- Empatía

Daniel Golman se ha referido a internet como una barrera para demostrar nuestras verdaderas emociones. Escribimos un mail con sentimiento, con una emoción que queremos trasmitir, pero la frialdad de un ordenador no deja llegar el mensaje en su esencia, nos falta el contacto humano del tu a tu, la presencia física para que la realidad del sentimiento sea interpretado de forma correcta. Cuando pulsamos “enviar” las emociones que hemos querido trasmitir se quedan con nosotros porque llega un mensaje aislado.

Por otra parte es importante controlar las emociones negativas antes de trasmitirlas. Podemos crear un incendio al enviar un mensaje en un mal momento. Hay que serenarse y controlar el enfado o la ira.

Existen diferentes tipos de líderes cuya inteligencia emocional dará unos u otros resultados

1.- El motivador de equipos. Es capaz de llevar al equipo donde se proponga. Trabajan encantados y dan lo mejor de si mismos  

2.- El coaching utiliza la psicología para convencer y enseñar

3.- El afiliativo que fomenta las buenas relaciones y la armonía. Es democrático y crea consenso

4.- El orientado a resultados. Su único fin es el resultado obtenido pasando por encima de las personas. No le interesan los sentimientos, lo que piensa su equipo… su único pensamiento es el presupuesto  

5.- El líder autoritario. Esto se hace así porque lo digo yo.

La inteligencia emocional mejora las destrezas y permanece a lo largo de la vida.  Se puede aprender e ir adaptándola según vamos creciendo. Debería ser una asignatura desde colegio. de tal modo que los niños aprenderían a relacionarse de otra manera con los demás y adaptarían los conceptos según fueran creciendo. Hay que enseñar a preocuparse por el “otro” tomando conciencia de ello. Toda la conciencia prosocial emocional en los colegios logra grandes resultados y optimiza las capacidades de los niños Deberíamos

1.- Fomentar los valores

2- Aclarar a las personas cual es su posición y fomentar las habilidades de cada uno

3.- Prestar atención a los demás

.-