En este post vamos a analizar Qué está pasando con el algoritmo de Instagram y de TikTok, pero antes vamos a hacer un poco de historia para ponernos en contexto y poder entenderlo:

Dicen «que el algoritmo se está cargando las redes sociales» y en mi opinión no solo es el algoritmo (que lo es porque puede manipular), pero hay que recordar que las redes sociales desde que nacieron han sido y son el puro reflejo de la sociedad en la que vivimos en cada momento.

En el año 2009 cuando comencé a utilizar Twitter todos teníamos un espíritu de ayuda, de solidaridad, hacíamos risas en la plataforma, nos comunicábamos de ciudad en ciudad, de país a país y cruzamos por privera vez a otros continentes. Habíamos descubierto un lugar donde socializar en un momento de crisis tremenda que tenía a medio mundo paralizado y muchos lo estábamos pasando mal.

Que es un algoritmo

Foto de Kevin Ku en Unsplash

Pero el tiempo fue pasando y Twitter se convirtió en una herramienta de comunicación con una gran  repercusión en los grandes medios de comunicación. Poco a poco empezaron a llegar a Twitter estos grandes medios de comunicación y de su mano los políticos y como siempre que intervienen todo se acaba torciendo.

Los primeros políticos que entraron no querían sangre, simplemente compartir sus ideas y ahí teníamos en 2009  a Cristina Cifuentes del PP (en ese momento presidenta de la Asamblea de Madrid) a Cepeda del PSOE (también en la Asamblea de Madrid) o Rubalcaba uno de los hombre fuertes del PSOE,  que en ningún momento fueron hirientes, ni buscaban gresca solo querían dialogar con el resto de usuarios. Se podía hablar con ellos de tú a tú, debatir que no discutir y la vida era amable en Twitter. Los medios no estaban comprados y cada uno, como es lógico, defendía la parcela que representaba, pero de vez en cuando daban caña al que se lo merecía aunque fuera de su propia  ideología.

En este momento Twitter se ha convertido en una batalla campal donde los políticos cada día buscan el enfrentamiento, el mal rollo, la pelea… a través de sus tuits y una gran cantidad de usuarios entran al trapo defendiendo a unos u otros según les convenga por su situación personal.

Pero que tiene que ver esto con el algoritmo de Instagram y de TikTok

Sencillo. Instagram era la reina de las redes del glamour, de lo bello, la inspiración, lo aspiracional, el buen rollo, el cero política… y ha visto durante estos últimos años cómo TikTok le pasaba por la derecha, cómo habiendo sido los reyes de las redes sociales (empezando por Facebook), Instagram iba perdiendo fuerza frente a lo locura de TikTok.

TikTok es una red donde cabe todo el mundo donde no es necesario ser bello, o tener un cuerpo escultural para triunfar, dónde no es necesario enseñar vacaciones de lujo, barcos o cochazos, ni grandes fiestas donde todo el mundo quisiera estar, porque TikTok es otra cosa.

TikTok no es una red social es una plataforma con contenidos de lo más variopinto, donde la gente cuenta sus alegrías pero también sus miserias, donde la gente se queja abiertamente de una situación política que no les gusta, o defiende a ultranza lo contrario y que permite que cualquiera pueda ver los contenidos que realmente le gustan y se sienta identificado.

Entonces apareció Reels, una copia de TikTok que al principio era una mala copia, pero que poco a poco han ido dotándole de todas las funcionalidades de TikTok. De este modo han podido conservar a los influencers de Instagram que lo son desde hace años, intentando que no hubiera fuga hacia TikTok.

La suerte que ha tenido Reels es que a los influencers de Instagram les cuesta crecer en TikTok. Si alguno pensaba que por tener cientos de miles de seguidores en Instagram iba a triunfar en un día en TikTok estaba muy equivocado (cierto que hay algunas excepciones). Pero la mayoría están invirtiendo mucho tiempo y esfuerzo para crecer porque Instagram no es TikTok.

Pero de repende Reels se ha llenado de contenidos de TikTok, es decir se ha distorsionado de lo que era Instagram, ya no es ni su sombra. Ahora se baila, se habla de política, ya no solo hay cuerpos esculturales y viajes a paraísos de ensueño. En Reels como en TikTok hay de todo.

Pero veamos algo importante:

¿Por qué los usuarios  han crecido tanto  y tan deprisa en TikTok?

Es sencillo también. Mientras en Instagram el algoritmo se limitaban a enseñar nuestros contenidos a familiares y amigos y para crecer hacíamos un esfuerzo sobre humano a través de los hashtags, emisiones en directo (Live), arrastrando de webinars… y haciendo mucha publicidad (otros muchos comprando seguidores a precio de saldo), en TikTok nuestros vídeos se los mostraban a muchísimos usuarios de otros países que no nos conocían y que por la temática podían estar interesados en nuestros contenidos.

Dar visibilidad a nuestras cuentas en Latinoamérica consiguió un salto sustancial, entre otras cosas porque los usuarios españoles no tienen nada que ver con los latinos en su forma de comportarse en las plataformas, especialmente en TikTok.

En España la gente ve las publicaciones de otros usuarios (cotillea), pero interactúa poco, nos cuesta poner un me gusta o dejar un comentario y lo de compartir aquí es casi desconocido, mientras que los usuarios latinos son muy agradecidos si algo les gusta pulsan me gusta, comentan y comparten. Esas interacciones hacen que los vídeos multipliquen exponencialmente las visualizaciones y por eso los vídeos se llegan a hacer virales con bastante facilidad.

¿Cómo ha reaccionado Instagram ante esto?

Muy fácil. Ha copiado también la forma en la que muestra los vídeos de Reels. De este modo están pasando cosas como que a la mayoría de TikTokers con más de 100.000 seguidores en TikTok Instagram ha comenzado a mostrar su contenido en otros países y latitudes y sus cuentas se han disparado.

Te pongo un ejemplo: Mi cuenta es de 2011, en 11 años de uso diario había llegado a 35.000 seguidores en el mes de abril 2022. Durante todo el mes de mayo de 2022 mi cuenta fue expuesta especialmente en Latinoamérica y en tan solo un mes pasó de 35.000 seguidores a 115.000, es decir un salto cuantitativo en tan solo un mes.

Esto lo comprobamos en las estadísticas. La cuenta ha pasado de tener más de un 60% de españoles a un 28% y el resto lo completan Argentina, Venezuela, México o Chile entre otros países.

En el mes de julio el algoritmo de nuevo dejó de mostrar los contenidos en estos países así que la cuenta se paró de repente ¿Curioso verdad? : El Algoritmo en acción.

¿Y en TikTok que está ocurriendo?

Pues justo lo contrario. Cuando lanzaron la plataforma en España su política fue la de enseñar nuestros contenidos en todos los países de habla hispana y también a los usuarios que en sus cuentas hablaban en español aunque estuvieran en cualquier país del mundo, fundamentalmente porque en España había pocos usuarios.

Pero… esto terminó. Ahora TikTok da prioridad al país de origen de la cuenta, es decir enseñan tus vídeos prioritariamente a usuarios españoles (si estás en España)  y, como he comentado antes, es mucho más difícil que interactúen por lo que es más complicado que nuestros vídeos se hagan virales o consigan las mismas visualizaciones que tuvimos antaño: el Algoritmo en acción.

Si volvemos a las estadísticas al principio nuestra mayor audiencia se situaba en México, Perú, Argentina, Colombia… Ahora las estadísticas muestran que el mayor porcentaje de seguidores se sitúan en España.

A todo esto hay que añadir que lógicamente en estos tres últimos años, TikTok ha cambiado mucho, hemos pasado de usuarios jóvenes y adolescentes a usuarios adultos (recordemos que un 67% tienen más de 25 años) y también que el número de usuarios de TikTok ha crecido exponencialmente por tanto hay mucho más contenido y  es más difícil que se vean todos nuestros vídeos.

En definitiva ¿estamos en manos de distintos algoritmos? Sin ninguna duda

¿Los algoritmos se están cargando las redes sociales? En mi opinión sí,  si  fundamentalmente hablamos de temas políticos porque te enseñará solo una parte de la realidad y hará más fuerte tus creencias, tanto a los de un lado como a los del otro.

También pueden manipular a las personas que son más vulnerables al mostrarles determinados contenidos que no deberían ver.

Los Algoritmos matemáticos se pueden crear para incidir en las emociones y pueden llegar a ser peligrosos y sectarios.

Pero no nos olvidemos que las redes sociales las hacemos las personas y si ahora hay muchos más contenidos que nos ponen los pelos de punta, que se hacen retos que llevan al extremo y pueden ser peligrosos,que hay más haters que nunca y más vilolencia y deshumanización pensemos que nos guste o no son un fiel reflejo de la sociedad que estamos construyendo.