El  pasado miércoles hicimos un directo en Instagram donde compartimos algunas claves para poder organizarnos mejor cuando trabajamos en casa, tenemos que cuidar de los niños o abuelos y sobre todo gestionar mejor nuestro tiempo y hoy os dejo aquí el resumen que espero te puedan servir.

Hace más de 25 años trabajé para una empresa radicada en Italia (Grupo Sfera), con una única sede  en España en Barcelona. Mi primera labor era poner en marcha la oficina de Madrid y por tanto no me quedó más remedio que aprender a organizarme para trabajar desde casa mientras encontraba el local, lo acondicionaba y lo amueblaba. Pasaron un par de meses en estos trámites hasta que pude trasladarme a la nueva oficina. Durante estos dos meses trabajé desde casa con mi hija que tenía 5 años y el peque de 2 años. Muchos años después de aquella aventura, tras pasar por otras empresas de comunicación y tras la crisis de 2009, decidí emprender y desde entonces mi trabajo es siempre en remoto trabajando para varias empresas y universidades y organizándome online con diferentes equipos de trabajo para poner en marcha estrategias.

De todo esto aprendí a organizarme, a gestionar mejor mi tiempo y a conciliar familia y trabajo.

Comparto contigo mis aprendizajes por si te pueden servir y las herramientas que utilizo habitualmente para trabajar en equipo o impartir clases online para múltiples alumnos.

Algunas pautas te parecerán de sentido común, pero conviene recordarlas por si es la primera vez que te encuentras en esta situación y en algunos momentos la carga te sobrepasa:

  • Levántate a una hora prudencial, la excusa de que no hay que coger el coche, el autobús o el metro para ir al trabajo nos sirve solo para aprovechar como mucho una hora más de sueño, pero no te levantes a las mil aunque sea toda una tentación.
  • Cuando te levantes es primordial darte una ducha y quitarte el pijama. En estos momentos más que nunca algunos piensan que si no van a salir de casa ¿para qué se van a quitar el pijama que es muy cómodo?: craso error. Lo primero que necesitamos es mantener la higiene, pero también vernos bien a nosotros mismos, esto mejorará nuestra autoestima.
  • Ponte ropa cómoda, pero que no sea el típico chandal gigante, ese con el que te encuentras libre de todo. Esto que parece una chorrada no lo es tanto si pensamos en un buen consejo que me dio una amiga hace años. La ropa muy grande nos hace perder la sensación de que estamos engordando. En este momento que hacemos mucho menos ejercicio y comemos más de la cuenta, es esencial vigilar que el peso no se vaya por la nubes. Si te pones un vaquero cómodo, que no te apriete demasiado pero que no te quede gigante verás como esto lo tendrás controlado.
  • Aprovecha el desayuno para compartirlo con tu pareja o con tus hijos, algo que cuando estamos trabajando en una empresa es casi imposible.

 

  • Hay que seguir unas rutinas diarias.
  1. Aunque vivas solo ventila las habitaciones (sin crear corrientes) y haz la cama. Es un buen momento para que los niños (si no lo hacen ya) tomen esa responsabilidad diaria. También es importante mantener el orden en la casa. Cuando todos los miembros de la familia estamos todo el día metidos en casa se genera desorden. Tazas, platos, vasos, juguetes, papeles, ordenadores, móviles… evita el caos y que toda la familia colabore para ordenar los espacios tanto los privados como los compartidos. El orden nos dará tranquilidad mental.
  2. Hacer estiramientos y si es posible alguna tabla de gimnasia. Si vives en un bloque de pisos sube y baja las escaleras no utilices el ascensor.
  3. Si es pronto y nadie te reclama, unos minutos de meditación despejaran tu mente y te harán centrarte mejor en tus tareas.

  • Si los niños muy pequeños y se despiertan muy pronto déjalos que se entretengan cerca de ti pero rodéales de esos juegos de entretenimiento y juguetes que más les gustan. No les enchufes a la televisión desde que se despierten. Se pueden alternar juegos y televisión a lo largo del día.
  • Si los niños son más mayores tendrán clase online y tareas escolares. Vigila que hagan sus deberes y no estén colgados en Internet todo el día. Ingenia juegos y actividades para que se entretengan. Hay muchísimas ideas que puedes encontrar en la red. Fomentar que vean reportajes de viajes, historia, cultura, lectura … será un buen hábito si aún no lo tienen.
  • Si tus padres son mayores y están en tu casa hay muchísimos entretenimientos gratuitos para ellos en Internet, pero déjales que ellos mismos escojan a qué quieren dedicar su tiempo, igual que a los niños mayores no les impongas.
  • Cuando tengas a toda la familia organizada es el momento de que comiences tus tareas sin que nadie te moleste. (Seguramente te interrumpirán un montón de veces, pero no pierdas la calma, tus compañeros y tus jefes estarán como tú y todo el mundo lo entiende en esta situación).
  • Si tienes sitio en casa es esencial repartir los horarios y espacios: Dónde se juega, dónde se ve la tele en familia, dónde se trabaja. Si el espacio es reducido hay que concienciar a todos de que la prioridad es el trabajo de los padres y por tanto hay que respetar las horas laborales. En muchos casos las parejas necesitan los dos teletrabajar y muchas casas no tienen espacios suficientes para que cada uno esté en un lugar, esto da pie a llamadas molestas de la oficina de la pareja, ruidos de ordenadores, notificaciones… y esto se complica si uno de los dos tiene reuniones online con miembros de su empresa. Por tanto tendréis que pactar cómo organizar el espacio disponible para molestaros lo menos posible, eliminar los sonidos de las notificaciones y hablar por teléfono en otro lugar de la casa.
  • Hay de tener previstas las comidas y las cenas para que no sea un problema diario. Estamos acostumbrados a hacer un tupper o comer en algún restaurante cerca de la oficina. Ahora el tema se complica porque además en muchas ocasiones hay que cocinar para varias personas. No hay que hacer grandes platos, pero recuerda incluir verdura, proteinas, carbohidratos y frutas. Este puede ser un buen momento para cocinar con los niños. De este modo estarán entretenidos y además aprenderán algo nuevo cada día y se sentirán implicados.

Ahora vamos a ver cómo organizamos la jornada de trabajo

  • Cuando te sientes delante del ordenador prepara una lista de tareas para realizar ese día. Según las vayas completando verifícalas. Cuando termine tu jornada laboral comprueba que todo esté realizado y verás como podrás desconectar mucho mejor del trabajo hasta el día siguiente.
  • Silencia WhatsApp y no lo abras a no ser que estés esperando algún mensaje importante. Si ha pasado algo urgente te llamarán por teléfono casi con toda seguridad. Estos días WhatsApp está repleto de memes, chistes, vídeos… y es una tentación abrirlos, responder, compartir… y puedes perder varias horas sin apenas darte cuenta.
  • Silencia tus redes sociales. En la oficina nos sentimos más responsables y observados y aunque tengamos la tentación de entrar en las redes sociales nos cortamos un poco. Pero en casa estamos libres así que es muy fácil que si las abres empieces a procastinar, es decir entras en Twitter ves un tuit muy interesante que te lleva a un enlace, este enlace te lleva a un vídeo de Youtube, cuando terminas de verlo Youtube te sugiere videos similares que te parecen muy interesantes, los ves y te incluyen un enlace que te lleva a Facebook y ya que estás echas un vistacito a lo que dicen tus amigos… así que de repente tienes veinte pestañas abiertas que no sabes cómo has abierto.
  • Del mismo modo no abras tu email personal, ten activo solo el de la oficina. Si entras a echar un vistacito es posible que te vuelvas a encontrar en la misma situación anterior.

HERRAMIENTAS

Si tienes que realizar reuniones y en tu empresa no existe un sistema específicamente creado para ello, puede utilizar:

  • Skype
  • Zoom
  • Hangouts
  • Meetin.gs
  • Teams

Conversaciones con compañeros de trabajo

  • WhatsApp
  • Facebook
  • Slack

Para trabajar colaborativamente en un documento

  • Google Drive
  • One Drive
  • Dropbox (carpetas compartidas)
  • Asana
  • Trello
  • Workplace

Si quieres hacer un Webinar

  • Zoom (hasta 45 minutos gratuito)
  • GoToWebinar (de pago)

Para guardar enlaces, fotos o documentos online

  • Evernote
  • Pocket

Para enviar archivos de gran tamaño

  • Wetransfer
  • PCloud.com

Terminado el trabajo es hora de compartir el tiempo con la familia y por supuesto buscar un hueco también para nosotros mismos.

Dedícate a lo que más te guste pero no te enganches con la televisión porque al final entrarás en bucle con tantas noticias negativas. Busca lugares donde se compartan noticias positivas porque esta crisis también saca lo mejor de las personas y ejemplos hay muchos y buenos para que tu cabeza no se contamine.

Trasmite tranquilidad a tu entorno y ellos estarán tranquilos. Para dormir mejor te recomiendo que desconectes del móvil y la tablet al menos dos horas antes de irte a la cama. Leer cansa nuestra vista e induce al sueño. Por último unos minutos de meditación serán esenciales para desconectar y conciliar un sueño tranquilo y reparador.

Te dejo  EN ESTE ENLACE un montón de recursos de entretenimiento que he ido recopilando a lo largo de la última semana y que actualizo diariamente. Encontrarás teatro, ópera, libros, revistas, cursos online, entretenimiento para niños todo gratuito