Si hay una red social que está sobresaliendo sobre el resto en los últimos tiempos es Instagram, pero son varios los peligros, cada vez más extendidos, que acechan a esta magnífica red, y como siempre el culpable del cariz que está tomando no es otro que el mal uso que le dan algunos usuarios de la plataforma.

Pero veamos uno por uno cuáles son los problemas que nos encontramos los que cada día entramos en esta red social para utilizarla como tal y no como un repositorio para coleccionar seguidores.

1.- Compra de seguidores

Vivimos una época donde muchas personas anónimas han triunfado gracias a las redes sociales, especialmente gracias a Youtube e Instagram. Personas que por sus cualidades, contenidos, o por su forma de enganchar con la audiencia han conseguido crear una sólida red de seguidores que les siguen fielmente y compran todo aquello que éstos les propongan.

Estos influencers se lo han ganado a pulso, aunque muchas veces pensemos que no es justo que ganen tanto dinero sin que muchos de ellos ni siquiera hayan terminado sus estudios, ni hayan trabajado antes en su vida (y alguno que otro lamentablemente presuma de ello), pero al fin y al cabo muchos de ellos están realizando un duro trabajo, y si las marcas se lo pagan olé por ellos que han conseguido llegar a dónde están. Hay que aplaudirles porque han sabido hacer las cosas y no dedicarnos a criticarles porque en el fondo nos hubiera gustado ser uno de ellos.

El problema no reside en estos influencers, sino que ahora todos los usuarios quieren ser influencers sin ningún tipo de esfuerzo ni trabajo, sin ofrecer nada de valor a sus seguidores, simplemente buscan el camino rápido que es entre otras cosas la compra de seguidores, como os lo contaba en un post reciente donde aparecían las conclusiones del estudio H2H*, o utilizan herramientas de la ley del mínimo esfuerzo, o lo que es lo mismo herramientas automatizadas.

Pero veamos los primeros datos*:

  • Comprar seguidores o likes se ha convertido en una práctica habitual, con resultados muy negativos para el conjunto del sector: de los 35 millones de euros invertidos en 2018, 12 millones han sido desperdiciados por los anunciantes
  • Una de cada dos campañas es una estafa
  • Uno de cada cuatro seguidores de un influencer es falso
  • Uno de cada cinco likes es comprado.

Una verdadera pena porque estos usuarios no tienen ni idea de qué es una red social y para qué sirve. Solo piensan en ello con los ojos como “el Tio Gilito”.

Líbrate de estos usuarios si no te aportan nada  y no engordes más su ego.

2.- Herramientas de follow unfollow o como ellas mismas se autodenominan herramientas automatizadas (que suena mejor).

Según Instagram estas prácticas están totalmente prohibidas, e incluso amenazan en sus condiciones con eliminar todos los seguidores conseguidos a través de automatización. Peeeero, lo peor es que admiten publicidad de este tipo de herramientas y cada día encontramos en las historias de Instagram este tipo campañas de herramientas que te ofrecen automatizar tu cuenta para“conseguir miles de seguidores reales”.

Te contaré que tanto a través de Instagram, como incluso de Linkedin he recibido ofertas para probar estas herramientas de forma gratuita, no solo de las propias herramientas, sino también de agencias de marketing que se dedican a esto, ofreciéndome triunfar en Instagram. La tentación es clara, ellos hacen el trabajo por ti, tu te despreocupas y tu red comienza a crecer, pero detrás de todo esto se esconden técnicas que me parecen poco ortodoxas.

  • Para poder utilizarlas es necesario que les facilites tu email y contraseña ¿Estamos locos? ¿Vas a dejar en manos de quién sabe qué empresa el email y la contraseña de tu cuenta? y
  • Segundo a mi pregunta de si cuando alguien me siguiera la herramienta automáticamente dejaría de seguirles me respondieron que sí, porque de esta forma no se desequilibra el ratio entre seguidores y seguidos.
  • Es decir que estas herramientas siguen cada día a cientos de seguidores y cuando consiguen el follow del usuario seguido te dejan de seguir ¡ toma ya qué fantantástica forma de crear tu red!
  • Además el usuario desconoce a quien sigue y deja de seguir, ya que estas herramientas al ser automatizadas no te dicen a quién seguirán, lo hacen por los criterios que tú fijas ¡Alucino! si tu eres un abogado, médico, ingeniero, periodista sigues a abogados, médicos, ingenieros, periodistas… automáticamente pero ¿les dejas de seguir en cuanto te siguen? ¿Qué imagen estás proyectando? Sin duda pésima, es decir si lo que pretendes es hacerte influencer en tu sector de esta forma estás muy perdido.
  • Lo más curioso es que si en unos días no les  has devuelto el follow, te hacen unfollow y lo peor es que pasados unos días de nuevo vuelven a seguirte a ver si en esta ocasión picas y les sigues. En fin todo un despropósito.

¿Pero cómo te puedes librar de ellos? Realmente es bastante fácil identificarlos. Normalmente siguen a bastante gente, los verdaderos influencers no siguen a muchos usuarios. Además solo hay que detenerse un momento a comprobar sus últimas actualizaciones y ver cuántos me gusta y comentarios tienen en las publicaciones. Imagínate que un usuario con 6.000 o 9.000 seguidores tienen 100/200 me gusta, esto indica que algo raro está pasando, su engagement es muy bajo, aunque más alto lógicamente que el de los compradores de seguidores que suele ser irrisorio. He visto cuentas con más de 10.000 seguidores con 46 likes en sus publicaciones. No hace falta comprobar más.

3.- Seguidores fantasma.

Estos si que merecen capítulo aparte. Cuando utilizas herramientas como Track Followers  (gratuita), puedes comprobar no solo quién te ha dejado de seguir, quién no te sigue… sino algo mucho más chulo todavía, esos seguidores que se limitan a seguirte pero no les interesan tus publicaciones lo más mínimo.

Solo hay que ir a la pestaña de “Seguidores fantasma” y comprobar quiénes son esos seguidores que te tienen de adorno, solo te siguen para que tú interactúes con sus publicaciones y para sumar followers en sus cuentas, pero ellos ¡por favor!, solo pulsan like en las fotos de sus íntimos amigos, solo comentan a sus íntimos amigos y solo comparten contenidos de sus íntimos amigos, o del influencer de turno para ver si tienen suerte y éste le sigue de vuelta.

En fin una verdadera pena ver cómo muchos supuestos conocedores de redes sociales y que tienen prestigio en otras plataformas mal utilizan Instagram. Creo que no han aprendido nada a pesar de lo que cuentan muchos de ellos en sus charlas y cursos de formación.

4.- Otro problema que está enturbiando Instagram es la comunicación con recomendación piramidal.

Es decir nos juntamos X amigos, yo te recomiendo a ti, tu a mi y así un sin fin, Eso sí solo se recomiendan entre supuestos influencers para que los demás les admiremos, les envidiemos porque pertenecen a un mundo aparte, esperando que nos obnubilen y les sigamos a todos cual gurús de su temática concreta.

Estos “Influencers” utilizan el marketing de afiliación, que ahora se ha puesto tan de moda, una técnica tradicional de marketing (esto no es nada nuevo), que ahora no solo se utiliza para las marcas como se ha hecho toda la vida, sino también con las personas.

Cuando una recomendación es natural me parece fantástico, suelo hacerlo a menudo cuando una cuenta me gusta, creo que es bueno para mi comunidad, pero hacerlo con fines económicos me rechina. Digo fines económicos porque existe toda una red montada donde hay gente que recomienda cuentas que ni siquiera ellos siguen, productos que no han probado, cursos de formación que ni siquiera han realizado, o libros que no han leído. Juegan al hoy por ti mañana por mi y lo que hay detrás son porcentajes de comisión por ventas realizadas. En fin… no puedo decir de este agua no beberé porque en esta vida nunca se sabe, pero en principio como digo me chirría, sobre todo si lo que recomiendas no lo conoces, ni lo has probado.

5.- Y lo de “Gana dinero viajando pregúntame cómo”·

Cientos de usuarios de Instagram exiben en sus bios la frase mágica “gana dinero viajando” si te fijas aparece el hashtag #MarketingMultinivel (que miedito da). “Viaja en cruceros de lujo, emprende como nosotros y hazte rico no seas un pringado” ¡Dios mio ni que el resto de los humanos fuéramos tontos por trabajar en una empresa o trabajar cada día como autónomos o emprendedores sacando adelante nuestros negocios!

Tengo muchos amigos que me consta son especialistas en turismo y se ganan la vida viajando y compartiendo sus viajes y experiencias, pero nada tiene nada que ver con lo que estos personajes venden, que no es otra cosa que marketing multinivel. Es muy fácil distinguir a los verdaderos profesionales del turismo, que merecen todo mi respeto y estos personajes que unos pocos se forran gracias a los demás pero, siempre bajo mi parecer, muchos de ellos se limitan a vender humo o a meter en un gran lío a usuarios desesperados o incautos.

“Tenemos un producto único, un corporativo de empresas impecables, ahora somos miles, en breve millones y te vas a cansar de vernos” Uff me suena a secta, no sé tú pero veo esa frase en una bio o en una actualización y huyo. No digo que sea una estafa, pero infórmate bien antes de tomar la decisión.

Te dejo ESTE ARTÍCULO donde cuentan muy clarito en qué consiste esta nueva moda y sus consecuencias.

6..- Y qué me dices de esos cientos de cuentas de “María felizmente casada con Juan (por poner un ejemplo),  papás de Juan y María (por poner un nombre), vida sana, deportistas y completamente felices” La familia happy, happy.

Stories donde te cuentan lo que desayunan, meriendan y cenan , eso si siempre con “Fibra, te y aloe” por supuesto con el bote en la mano y la marca publicitaria del producto por todas partes y te invitan también a formar parte del clan con convivencias incluídas

¡De nuevo venta piramida!

Insisto no digo que sea una estafa, ni soy quien para evaluar si los productos son buenos o malos, pero ojo que aquí está en juego la salud porque venden productos alimenticios (sustitutivos de comidas o complementos alimenticios) que habría que preguntarle antes a un nutricionista si de verdad son saludables antes de embarcarnos.

Imagen Herbalife

7.- Otras cuenta a modo individual también intentan meterte en la secta de los batidos adelgazantes.

No digo que no los haya buenos y serios, de hecho sigo a algunos usuarios que consumen estos productos a los que respeto porque simplemente forma parte de su vida, así lo han decidido y están contentos con los resultados, pero al menos no intentan venderme nada, pero ahora también es una moda y cada día vemos cientos de imágenes con el antes y el después (de haber perdido X kilos), con fotos de producto, o del usuario de la cuenta bebiendo su gran batido que realmente es su comida.

Lo que si me preocupa son aquellas cuentas en las que  si se te ocurre pulsar like a una de sus publicaciones rápidamente recibes un mensaje directo ofreciéndote  “un test de bienestar” donde lógicamente te hablarán de las bondades del producto e intentarán meterte en el club de la compra de polvos, hierbas o batidos adelgazantes y cuando ya lo hayas hecho serás tu quien lo haga con los demás y de este modo ganarás dinero. Insisto que de esto lo que más me preocupa es la salud, así que pregunta a un médico por si acaso.

Te dejo ESTE ARTÍCULO solo a modo informativo por si te puede aclarar algo.

8.- Por último solo advertirte de que no a todo el mundo le va bien con el dropshipping, las criptomonedas y trading. Por Instagram circulan a diario cientos de cuentas que “tú también te hagas rico” con estas técnicas y herramientas. Detrás de ello hay mucho vende humos y muy poco de formación real.

Que algunos hayan ganado dinero no lo cuestiono, pero hemos de tener mucho cuidado para no lamentarlo después.

Te dejo ESTE ARTÍCULO donde nos alertan claramente de los peligros.

Cómo librarte entonces de todo este ruido:

  • Aunque te supondrá dedicarle tiempo, te aconsejo que antes de seguir una cuenta la analices un poco y eches un vistazo por si hay coincidencia con alguno de los temas que hemos comentado en este post. Muchas veces tan solo leyendo la bio de estos usuarios te darás cuenta que es uno de ellos.
  • Utiliza herramientas para conocer mejor a tu comunidad e infórmate antes cuando intenten venderte algo. Con una rápida búsqueda en Google encontrarás muchísima información que te sacará de dudas.
  • No te dejes influir por los falsos ” gurús”, esos que me recuerdan a las películas del oeste donde te vendían un tónico que te hacía crecer el pelo, pero si lo comprabas además te regalaban unos cuchillos, una navaja de afeitar u otro objeto que tenían en su caravana.
  • En mi caso a quien me hace follow unfollow le bloqueo sin piedad, lo siento estoy totalmente en contra de estas prácticas.
  • Si echas un vistazo a las publicaciones de una cuenta que te sigue, sabrás rápidamente si ha comprado seguidores o si realmente es una cuenta que te interesa seguir. Personalmente cuanto sospecho que efectivamente los seguidores son comprados no les sigo de vuelta, pero realmente es su responsabilidad tomar la decisión de crecer de esta manera. Se arriesgan a que algún día Instagram se ponga serio y les cierre su cuentas como en su día lo hizo Twitter, aunque me temo que Instagram no lo hará porque hace unas semanas hicieron un intento y se montó la revolución. Finalmente desde Instagram dijeron que había sido un error de la plataforma, pero muchos de nosotros comprobamos cómo algunos influencers se quejaban porque habían desaparecido de sus cuentas 20.000 y hasta 50.000 seguidores y por ello arremetían contra Instagram diciendo que estaba bajando el engagement, que la herramienta funcionaba cada vez peor …  y en definitiva Instagram vive en gran parte de esta gran cantidad de influencers que tienen detrás a gran cantidad de usuarios (aunque muchos de ellos sean comprados, pero otros muchos son reales).

Siempre cuento una anécdota que nos ocurrió con un alumno hace años. En las clases los profesores insistíamos en que no se compraran seguidores, pero llegado final de curso uno de los alumnos nos dijo que lo único en lo que no nos haría caso de todo lo que le habíamos enseñado, era que pensaba comprar seguidores. Así lo hizo, pasó de tener 500 seguidores a 75.000 en muy pocas semanas y poco a poco fue creciendo y creciendo hasta conseguir una red de cientos de miles de seguidores En la actualidad cuántos seguidores de su cuenta son reales y cuántos son falsos lo desconozco, pero es cierto que a este alumno le funcionó porque supo crear comunidad posteriormente aunque partiera de una comunidad falsa. Personalmente no me gusta la técnica, pero sobre todo y lo más importante es que no a todo el mundo le funciona y te arriesgas a que te cierren tu cuenta o que un día limpien la red y desaparezcan la mitad de tus seguidores. Solo hay que ver cómo se han reducido los seguidores de políticos y famosos en Twitter desde que hicieron limpieza de cuentas bot.

Conclusiones

  • La verdad es que llegados a este punto solo nos queda reflexionar. Como en todas las redes, lo importante es crear una comunidad afín a tus intereses, rodearte de personas que te aporten en lo personal o en lo profesional y para huir de todo este ruido lo mejor es utilizar herramientas.
  • Hay que seguir de cerca estas tendencias y sobre todo conocerlas (tanto por parte de los usuarios como de las plataformas) porque está en juego la credibilidad del modelo de las redes sociales, del sector del marketing online y lo que es más importante la credibilidad de los usuarios. Necesitamos una autoregulación para dar confianza en las redes especialmente en Instagram donde parece que poco a poco se han ido perdiendo todas las normas de buen uso de una red social.
  • Del mismo modo las plataformas deberían de respetar las reglas que ellos mismos establecen y los usuarios deberíamos poder defendernos y hacer valer nuestros derechos frente a los gestores de dichas plataformas. No es justo que  verifiquen cuentas sin ningún tipo de criterio, no deberían de facilitar funcionalidades por número de seguidores sin verificar previamente la autenticidad y transparencia de esa cuenta, porque no haciéndolo invitan a los usuarios a comprar seguidores, a utilizar herramientas automatizadas y fomentar las malas prácticas para conseguir dichas funcionalidades.

Si has llegado hasta aquí y de verdad tu interés es tener una cuenta en Instagram saneada para crear una sólida red de personas afines reales, quieres huir de todas las cuentas tóxicas que he ennumerado anteriormente, compartir tus conocimientos o simplemente tus aficiones, hobbies… y seguir avanzando respetando las normas, te espero en mi cuenta de Instagram @fatimamartinez.