El talento no se puede jubilar

Aunque esta no es la temática habitual de este blog, hoy quiero dejar sitio en él a Arturo Caneda (trasplantado de hígado y miembro de la Asociación de Trasplantados Hepáticos de la Comunidad de Madrid ATHCM), gran amigo y mi primer profesor de “Técnicas de hablar en público” en ABC (allá por el año 96),  para trasmitir este mensaje y con vuestra ayuda, intentar llegar lo más lejos posible.

Creo que nuestros pequeños altavoces deben servir también para ayudar cuando alguien nos necesita.

El talento no se puede jubilar.

Este es un llamamiento al unísono de miles de pacientes trasplantados que han pasado por las manos del Doctor Bárcena, especialista en trasplantes y que hoy, la burocracia quiere alejar de la medicina activa y de los enfermos que pueden necesitarle.

Os dejo el texto de Arturo que habla por si mismo:

“El Doctor Rafael Bárcena es una eminencia nacional e internacional como gastroenterólogo, experto en trasplantes de hígado y en sus agentes causantes como la Hepatitis C.

Ha dedicado su vida a miles de pacientes, ha ayudado a formar a muchos médicos en su especialidad y a divulgar sus conocimientos por todo el mundo, sin buscar los reconocimientos y laureles de los que es merecedor.

Fue uno de los pioneros en España en aventurarse con los primeros trasplantes, siendo alma y artífice y consiguiendo que se desarrollara la 1ª Unidad de Trasplante en el Hospital Ramón y Cajal de Madrid.

La efectividad y eficiencia junto con su empeño, fueron el germen de lo que hoy es nuestro Sistema Nacional de Trasplante, cuyo éxito conmemoramos, siendo el ejemplo que muchos países han copiado para su implementación como solución para los enfermos necesitados de un trasplante.

Curiosamente nunca se habla de Rafael Bárcena cuando salen noticias sobre los trasplantes. Probablemente porque su interés en la vida no ha discurrido por los derroteros de la “figuración” social y política.

Hace tiempo que el Doctor Bárcena Marugán solicitó poder seguir trabajando en su puesto como Hepatólogo en el Hospital Ramón y Cajal de Madrid, a pesar de que el viernes 24 de octubre cumple 65 años y legalmente le corresponde jubilarse.

Los que le conocemos y hemos sido tratados por él, pensamos que su talento debe retenerse y debe transmitirse a cuantos más profesionales mejor, puesto que su conocimiento, su experiencia y su capacidad pedagógica tienen un Valor difícil de cuantificar, y no debería perderse por que una legislación así lo dictamine.

Doctor Bárcena EFESalud

Foto: EFESalud Doctor Bárcena

¿Por qué en el mismo Hospital Ramón y Cajal y en el mismo área de Gastroenterología se han concedido tres prorrogas a médicos que tienen 65,68 y 70 años? ¿Esto no es una agravio comparativo?

La Asociación de Trasplantados Hepáticos de la Comunidad de Madrid (ATHCM) lleva a cabo una iniciativa de recogida de firmas para la permanencia del Doctor Bárcena en su puesto, como es su deseo,  a traves de su página web http://www.athcm.org, donde tan solo hay que rellenar la carta de apoyo y enviarla a la siguiente dirección de mail: athcm1@hotmail.com.

Porque el talento no se debe jubilar.

23 comentarios el “El talento no se puede jubilar

  1. Julio Toledano Toribio dice:

    Acabo de recibir la peor noticia que me podían dar dada mí situación: D. Rafael Bárcena Marugán es obligado a jubilarse al cumplir la edad reglamentaria.

    Soy trasplantado desde hace seis meses por el servicio de trasplantes del hospital Ramón y Cajal de Madrid, he dicho en privado y ahora en público que no sé si he sido tratado con el mejor protocolo ni con los mejores medios, pero sí sé que lo he sido por un extraordinario equipo de profesionales de los cuales el Dr. Bárcena es referente señero.

    Su trato, su profesionalidad, su experiencia, su comprensión y magisterio solo se puede entender por aquellos que cuando su vida está en juego, han notado su presencia, su saber y su bonhomía.

    Malditas sean las disposiciones ciegas, frías e impersonales y malditos aquellos que no distinguen a la hora de aplicarlas.

    ¿Estamos tan sobrados de talento ? como es posible que queriendo continuar, no se permita la permanencia a este referente en el campo de la medicina, los trasplantes y la formación hospitalaria.

    En este periodo mediocre y gris que hoy vive España seríamos capaces de jubilar al mismísimo Ramón y Cajal; que pena de País y qué pena de sanidad pública.

    Quiero sumarme a la condena de tantos y tantos, por la dramática pérdida que tal decisión supone y hacerle llegar a él y al equipo de trasplantes mi solidaridad y mi entera disposición a su causa.

    Hoy es un día aciago para la medicina en España.

    Me gusta

    • Buenas noches Julio, no tiraremos la toalla.
      Este tipo de situaciones no tienen explicación y entre todos vamos a intentar que se replanteen la situación y dejen que el Doctor continúe ejerciendo la medicina.
      Según me ha comentado Arturo, parece que ya existen las primeras conversaciones gracias a la presión ejercida por su familia y por todos los que le respaldan.
      Confiemos que finalmente sean juiciosos y continúe atendiendo y enseñando a quien le necesite.
      Saludos

      Me gusta

  2. juan manuel marlasca ruiz dice:

    La actitud humana no depende de la edad, es mas de la capacidad que se posee.

    Me gusta

  3. Carlos Fraile dice:

    Espero y deseo que a estas horas los burócratas del Hospital Ramón y Cajal hayan recapacitado y el lunes podamos ver de nuevo al Dr Bárcena en su consulta.
    El tiempo apremia pero podemos dejar constancia de nuestro rechazo a esta medida en ‘Atención al paciente’ del hospital.

    *Un paciente trasplantado de hígado en el Ramón y Cajal hace 6 años.

    Me gusta

  4. Buffff nos acabamos de enterar de esta noticia y se nos ha caido el mundo a los pies, despues de ser observado ke no tratado en el hospital de getafe a mi marido le trasladan al ramon y cajal para un posible trasplante de higado, nos recibe un tal barcena, nada mas salir de su primera consulta el comentario de mi marido y mio fue, hemos pillao, solo nos basto escuxarle 5 minutos para comprender lo ke entendia del tema, lo claro ke era y ahora despues de 2 meses nos enteramos de esto, esta claro ke con este gobierno ke tenemos vamos de culo, espero ke no se salgan con la suya

    Me gusta

    • Muchas veces se toman decisiones tan importantes como esta sin conocer ni siquiera la historia y capacidad de la persona a la que se decide jubilar. Esto demuestra que para la administración somos simples números, no profesionales con talento a los que los pacientes admiran y respetan y sobre todo confían en ciegamente en él.
      Seguro que conseguiremos que finalmente rectifiquen su decisión y el Doctor continúe salvando vidas.

      Me gusta

  5. P Lalanda II dice:

    Los sistemas legales y burocráticos que regulan nuestras vidas y haciendas son, lisa y llanamente, estúpidos. El Estado – ese elefante que todo lo arrasa con su omnipotente maquinaria – no entiende de valores ni méritos: simplemente, regula e impone.

    La barbaridad que está experimentando el Dr. Bárcena, producto de una legislación absurda, que solamente considera un concepto y su adjetivo – ciudadano contribuyente – a la hora de “jubilarlo” (relevarlo de su ejercicio, independientemente de su actividad y capacidades), es harto explícita. Y no corresponde en este comentario canalizar el debate por las curvas y recovecos legales por los que habría que transitar para soslayar los efectos de tal disparate.

    Baste aquí, desde la humilde opinión de un septuagenario que permanecerá activo mientras su cerebro y su Dios se lo permitan, dejar dos mensajes de esperanza.

    El primero, para el Dr. aunque no tenga el honor de conocerle: como matiz al título de este artículo de mi querida amiga Fátima, el talento no se PUEDE jubilar, por mucho que lo pretendan las leyes y regulaciones que, como mucho podrán frenar su ejercicio.

    Y el segundo, para todos los denominados “ciudadanos”: ese modelo del Estado, que todos soportamos desde hace más de dos siglos, ha comenzado a descomponerse. Estamos ya inmersos en la Era Digital y – aunque parezca utópico – los principios que lo basaban han pasado a la Historia…..pero ese es otro cantar.

    Me gusta

    • Buenas noches Pedro, es lamentable que este tipo de situaciones sigan sucediendo y más en un tema tan delicado como la medicina y con una especialidad como la de trasplantes donde además España lidera en número de donantes, ejemplo para el mundo entero.
      El tratar a los trabajadores como números me saca de quicio y si no haces política pasas desapercibido, lamentable.
      Espero y confío que se confirmen las palabras que ayer me trasmitió Arturo. Parece que la presión que se está ejerciendo ha hecho recapacitar a la administración y ya están en conversaciones para una pronta solución.
      De cualquier forma hemos de seguir empujando, aportando nuestro granito de arena para que rectifiquen la decisión tomada y cuenten con él para continuar ejerciendo la medicina.
      Tomo tu consejo y cambio el titular 😉
      Abrazos

      Me gusta

  6. M. Victoria Zubeldia dice:

    Conocí al Dr. Bárcena hace unos cinco años cuando la hepatitis C de mi marido le abocó a un trasplante de hígado. De su mano recorrimos un durísimo camino antes y después del trasplante y, aunque las cosas al final no salieron bien, siempre tuvimos al doctor a nuestro lado. Conocedor de los tratamientos más innovadores, luchador por sus pacientes pero, sobre todo, proveedor de un calor humano que no siempre es fácil de encontrar en un gran hospital. A su lado encontré la seguridad de que se hizo todo lo que se pudo y todavía hoy creo que, de alguna manera, estoy en deuda con él. Jubilarle a la fuerza es un acto de prepotencia administrativa contra quien sólo se preocupó de trabajar y del bienestar de sus pacientes. Ojalá estas líneas sirvan para apoyar su continuidad al frente de la Unidad de trasplante hepático.

    Me gusta

  7. LUIS dice:

    Desde hace 10 meses estoy con el Dr, Barcena y su equipo, para un futuro trasplante de Higado a causa de una Hepatitis C con cirrosis. Me acabo de enterar del intento de jubilarlo, y estoy totalmente de acuerdo de que estas personas no tienen fecha de jubilación. Y más cuando los pacientes estamos tan agradecidos y con la confianza plena en él y todo su equipo.Cuando ha demostrado día a día su cariño y profesionalidad ante todos sus pacientes. Dejemos trabajar a quien quiera y pueda aportar conocimientos y saber hacer. No estamos hablando de un trabajador normal, estamos hablando de un genio , que puede ayudar mucho a la Ciencia y más cuando en España tenemos tanta carencia en este tema. Por favor luchemos por su continuidad y nuestra salud. Si existe alguna otra posibilidad para forzar que siga en su puesto de trabajo, me gustaría que me lo comunicaran. Gracias y espero verlo el martes 25 de Noviembre.

    Me gusta

  8. Jorge Caneda Schad dice:

    Soy hermano de Arturo Caneda, resido en EEUU, en Nueva York desde el 79. He acompañado a Arturo en su aventura desde que que le diagnosticaron la Hepatits C, que aún combate. Este largo periplo ha transformado a Arturo. La brutal soledad, inseguridad, miedo y ganas de vivir en que vive gente en circunstancias tales no es facil de imaginar si no se conoce en propia carne.
    El afortunado encuentro de Barcenas y su equipo ha sido de un valor que me resulta dificil de describir, por su complejidad, habiendo seguido el largo, largo, proceso junto a Arturo.
    Reunen Barcenas y su equipo un conjunto de informacion, competencia, curiosidad, trato humano, sabiduria profesional y emocional que yo he encontraod solo otra vez en mi vida, esta vez en la figura del Dr. Steven Kopits y su equipo, del Johns Hopkins Hospital, de Baltrimore, que me acompaño en mi propio periplo.
    También el Dr. Kopits tuvo que enfrentar obstaculos en el sistema médico (en EEUU). No estamos frente a un problema del sistema de salud español, ni de la CAM, ni del caracter particular español, ni del momento politico, si no frente a un problema universal, una disfunción en el ser humano que nos lleva a faltas de atención, a decisiones basadas en …., bueno de todo menos lo que parece mas apropiado al bien común
    Hay profesionales que aman lo que hacen y aman a la gente a la que ayudan, No conozco a Barcenas y a su equipo directamente, pero me parece que se cuentan en ese grupo.

    Que dios, o la diosa, o el corazón iluminen a los que están decidiendo lo de Barcenas, y que piensen en las consecuencias.

    Jorge

    Me gusta

  9. […] He intentado ayudar a lectores que así lo solicitaban, he publicado algún post de amigos como el de José Luis Casal @jlcasal, con aquel primer entrañable post o recientemente el de Arturo Caneda, que me solicitó un espacio para hacer llegar a todos la injusticia que se está cometiendo con el Dóctor Bárcena en el Hospital Ramón y Cajal de Madrid. […]

    Me gusta

  10. Pilar Madariaga dice:

    Hoy he acudido al Hospital Ramón y Cajal y me he enterado de la mala e injusta noticia que habían jubilado al Dóctor Bárcena . Lleva años tratándome y puedo decir que es un gran profesional y una estupenda persona , siempre con un trato amable y correcto. Por favor, que dejen trabajar a personas tan válidas y con tanto talento como el doctor. Espero que así sea y cuando vaya próximamente a su consulta le vea allí , será una gran tranquilidad…

    Me gusta

  11. Jesús dice:

    He sido paciente del Dr. Bárcena, tenía pensado ir a verle en breve por los nuevos fármacos que han sido o están siendo aprobados para el tratamiento de HVC.

    Lo de este país es inadmisible, leyes estúpidas que no hacen justicia y que van en contra del sentido común y el beneficio común social.

    Espero que impere el sentido común y que Rafael pueda seguir ejerciendo la medicina en todos sus ámbitos por el bien de todos.

    Un saludo

    Jesús.

    Me gusta

  12. Sandra dice:

    He entrado en la web que hay al final de la entrada de blog, pero no consigo ver dónde hay que rellenar la carta de apoyo para este magnífico doctor. ¿O escribimos directamente al email (athcm1@hotmail.com)?

    Gracias por la información, hoy he ido al Ramón y Cajal y me he enterado de esta terrible noticia, sobre todo para sus pacientes. Algunos, como mi padre, llevan con él 20 años. Y tanto él como mi familia queremos agradecerle todo lo que ha hecho por la salud de mi padre.

    Ojalá pueda seguir trabajando con tanta eficiencia y humanidad. Nuestros mejores deseos para este excelente profesional.

    Me gusta

  13. Mª Rosa Jiménez Royo dice:

    Desde hace varios años el Dr. Bárcena es quién cuida mi hígado, es un médico extraordinario como profesional y cómo ser humano excepcional, no pueden apartarle de sus enfermos que realmente es lo que da sentido a su vida. Lucharemos hasta que consigamos verle otra vez en su consulta en el Ramón y Cajal.

    Me gusta

    • María Díaz dice:

      Qué gran médico y mejor persona que nos dio el tratamiento para la hepatitis C que nos negaron en el moderno Hospital de TORREJÓN DE ARDOZ. Acudimos hace un año a su consulta y siempre nos dio mucha confianza de que estábamos ante un profesional en gastroenterología.Si él quiere seguir trabajando a pesar de tener 65 años y teniendo experiencia como pocos ¿por qué negárselo? Esperamos volver a verle en su consulta.

      Me gusta

  14. MARIA DIAZ dice:

    MARIA DIAZ
    Que pena que jubilen a personas con tanta experiencia como el
    doctor Barcenas, el cual le dio el tratamiento que necesitaba y
    que nos negaron el el Hospital de Torrejon otros medicos que se
    negaban a darselo. Solicito que si el quiere seguir en su puesto no
    tienen porque jubilarle.Asi normal que todos nuestros estudiantes se
    tengan que ir fuera esto es una verguenza.

    Me gusta

  15. Concepción M. dice:

    Soy paciente del Doctor Bárcena desde hace más de 20 años. Trata a los pacientes con gran profesionalidad y cariño. No duda en explicar con claridad cualquier detalle sobre la enfermedad pero sin dejar de lado la emotividad, sabiendo que está delante de una persona a la que se le puede herir con facilidad. Cuando he conocido la noticia de su jubilación, además de sentir una profunda tristeza por mi, la he sentido por él. No desea jubilarse porque se encuentra perfectamente capaz de continuar ejerciendo su labor y porque la medicina es su vida. Es una gran pena que este sistema deje ir a profesionales de tan alto valor humano. Es una pena…y un gran error…Deseo que rectifiquen cuanto antes.

    Me gusta

  16. EstiNieto dice:

    ¿Qué legislación tenemos? ¿Qué criterios sigue? ¿Quién y qué valora? Que no es capaz de reconocer el talento y deseo del Doctor Bárcena que tanto ha aportado a la Sanidad Pública. Ya no les basta con querer destruirla, también desean acabar y humillar a las personas que están a favor de la misma y han contribuido tanto al prestigio de la misma.

    Hagan lo que hagan y digan lo que digan, su excelente trabajo siempre será reconocido por los pacientes tratados, sus familias, médicos a los que enseñó y por todo aportado a la MEDICINA.

    Me gusta

  17. Pilar Madariaga dice:

    Por favor, alguien me podría decir en que situación se encuentra el tema del doctor Bárcena? hay alguna respuesta de la administración al respecto?

    Muchas gracias

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s