Leyendo el feed de noticias, que por cierto últimamente llevo atrasado por falta de tiempo material, me he topado en el blog de @GeeksRoom con una frase,  título de este post y escrita por Ray Bradbury , que aunque ya había leído en varias ocasiones,  hoy toma un cariz especial.

Cuando vivimos situaciones incómodas, en lo personal o en  lo profesional, muchas veces no somos capaces de pararnos a tomar una decisión que nos haría la vida  más feliz.

Simplemente es un planteamiento:

foto de psicologiayautoayuda.com

foto de psicologiayautoayuda.com

“Hasta aquí hemos llegado, si no me gusta lo que hago  ¿ por qué lo hago?” o dicho de otro modo, “si no estoy cómodo con una determinada situación ¿por qué no me enfrento a ella y me libero ?”

Hay ocasiones que sabemos hay que tomar una decisión complicada, pero por inercia, costumbre o ese sentido de la responsabilidad mal entendida, nos sentimos bloqueados y esto  nos impide llevarla a cabo, viviendo en un mar de sin sabores, que nos hace infelices y  llevadas al límite, nos pueden hacer enfermar.

Aprender a enfrentarse a los problemas y coger el toro por los cuernos no es fácil, muchas veces el miedo nos paraliza y convivimos con situaciones que nos llevan a extremos, pero es mucho peor vivir así cuando la solución está en nuestra mano : simplemente se trata de decirnos a nosotros mismos

“no estoy dispuesto a continuar así”

Por tanto seamos valientes, pensemos que hay vida más allá, que tras una decisión complicada nuestro día a día se habrá librado de un peso que puede convertirse en una losa y a partir de ahí solo tendremos que  mirar hacia delante.

La vida es demasiado corta y tiene cosas maravillosas que muchas veces nos perdemos por no saber tomar una decisión a tiempo.

Grabemos pues esta frase en nuestro cerebro y pogámosla en práctica más a menudo, sin duda seremos mucho más felices.

no me gusta

 

 

Actualización Marzo 2013

¿Realmente estás haciendo lo que hace feliz?