De nuevo utilizando la emotividad que producen los niños, especialmente en estas fechas, Spanair ha realizado una acción esta misma semana, sorprendiendo a estos pequeños viajeros con la visita de Papa Noël.

El misterio lógicamente reside en no verle, pero si recibir sus mensajes a bordo, totalmente personalizados y con un estupendo regalo para pequeños y adultos.

“A las 20.30 horas del miércoles día 21 de diciembre, nada menos que a 10.700 metros de altitud, los 173 pasajeros del JK6474 entre Barcelona y A Coruña no dieron crédito a lo que estaban viviendo. Su avión se cruzó en pleno vuelo con el mismísimo Papá Noël…¨

La magia de la Navidad existe, solo hay que creer en ella

¡¡ Desde Luces y Sombras de las Marcas Feliz Navidad a todos!!