En los últimos años se ha puesto de moda que las empresas nos sorprendan con un Lip Dub.

Mas allá de la viralidad que suponen este tipo de videos difundidos una y otra vez por la red, es importante para fomentar el buen rollo entre las plantillas.

No solo se trata de aprenderse una canción, una coreografía y salir a escena.

Los preparativos, las risas, las tomas, el vestuario… desde que los empleados son informados de esta acción por parte de la empresa comienza a surgir un estado mágico que redundará en beneficio de la empresa.

Conseguir que los empleados trabajen en equipo, que se ayuden y colaboren para realizar un Lip Dub redunda en un mejor ambiente de trabajo posterior.

Es muy común que las empresas traigan empleados de todas sus filiales de diferentes delegaciones para rodar a un punto común. Con esto se favorecen las relaciones humanas y el conocimiento entre trabajadores que de otro modo casi sería imposible establecer.

El coste suele ser muy bajo para la compañía, ya que los actores son los propios empleados y el marco las oficinas o naves de las empresas, por lo que el único coste es la grabación y el montaje de la película.

Vivir la experiencia y permanecer para siempre en la red ligado a la empresa, será algo que ninguno de los empleados de estas compañías olvidará  jamás.

Una curiosa manera de celebrar aniversarios, comunicar un cambio de oficina o por qué no felicitar la Navidad… y demostrar la fuerza del Lip Dub para las empresas