Si ayer hablábamos en este mismo blog que por fin hemos visto una buena creatividad en la prensa escrita gracias a SEAT y la colaboración de los periódicos con la marca, hoy vamos a comentar lo que desde mi punto de vista nunca  debe hacer un medio de comunicación con un anunciante.

Como ya sabéis, Pedro Almodóvar acaba de estrenar su nueva película «La piel que habito», que ha llegado como siempre rodeada de una gran campaña de marketing, partiendo de su presentación en el conocido Festival de Cannes.

Tal y como cabría esperar, dentro de la estrategia de comunicación han dedicado un porcentaje del plan de medios para realizar una campaña en soportes online y lógicamente no podía faltar El PAIS.es

En este caso, la productora no solamente se limitó a planificar unos cuantos botones o banners, si no que fue mas lejos contratando un «Branding Day» de tal modo que además del banner de cabecera todo el contenido publicitario de la sección  llevaba alusión a la película y el fondo de la página era  la imagen del cartel de la película.

Hasta aquí todo perfecto, una buena creatividad, una importante llamada de atención a los lectores en uno de los diarios digitales españoles con más tráfico y prestigio  y además en un medio que se supone afin al director de cine.

Lo que nadie preveía (y si fue así me parece un error) es que coincidía con la publicación de la crítica de la película por Boyero (ya publicó su primera mala crítica sobre la misma en el mes de mayo titulada «Retrato de un horror aún mas hueco que frío».

Según fui leyendo el enlace del artículo que me envió @juanfranhoy (indicándome además que todo el periódico estaba patrocinado por la película) no daba crédito que, con un despliegue publicitario semejante, el diario publicara una crítica tan nefasta sobre la película con atributos bastante dolosos hacia del director de cine.

Y aquí viene la pregunta:

¿El diario debería publicar una buena crítica de la película o simplemente no publicarla porque representa un buen presupuesto publicitario? –>  Rotundamente no.

Los diarios se suponen independientes (aunque cada vez está claro lo son menos) en todos los contenidos, por tanto si la película es mala y así lo piensa el crítico,  lo lógico es que se publique la crítica íntegra, porque ahí reside el valor y credibilidad profesional del buen crítico sin duda alguna.

Pero en mi opinión, publicar una campaña de un anunciante cuando se sabe de antemano que se hablará mal del producto publicitado y mantener toda los banners, el fondo y el patrocinio a lo largo de todo el día alrededor de la crítica,  me parece cuando menos dantesco.

Supongo que este incidente se ha debido a un descuido del departamento de publicidad, que al colocar los espacios no conoce los contenidos que se van a publicar (ni se han preocupado de ello), pero si no es así,  bajo mi punto de vista es una falta de ética hacia el anunciante (que supongo se negará a abonar la campaña).

Decir la verdad sí, dejar en evidencia a un anunciante que además paga por su campaña me parece impresentable.

Y ciertamente estoy con el crítico, la película es un auténtico bodrio, pero lo cortés no quita lo valiente.

¿Creeis que el diario ha obrado bien dejando la publicidad y el fondo en la sección de la crítica?