Como todos sabemos el mundo 2.0 es inmenso y muchas veces no dimensionamos hasta donde pueden llegar nuestras acciones y comentarios.

Cuando interactuamos en Twitter, en Facebook, en Linkedin o en cualquier

De Tendencias:Emprendedoras_2011

otra plataforma,  nuestros mensajes llegan a nuestros amigos, pero la magia de la nueva comunicación puede llevarlos mucho mas lejos de lo que en un principio nos imaginábamos y ahí reside su gran valor.

Bien utilizado, podemos compartir, hacer llegar nuestro mensaje y utilizar todos estos medios como altavoces para crear nuestra marca personal, compartir información,  recibir lo que necesitamos, ayudar, aprender y enseñar.

Si todos seguimos las reglas del juego esto funciona pero ¿que pasa cuando alguien se las salta? Al final en la red nos enteramos de todo

El día 11 de febrero escribí un post sobre «Cambios en la nueva fan page de Facebook» para compartir mis primeras experiencias con el nuevo diseño.

El día 22 de febrero se publicó en un blog  íntegramente el contenido de mi post. No solo no se cita la fuente si no que el autor lo personaliza como propio… Impresentable!!

Por supuesto  utilizaron Twitter para difundirlo

Buceando un poco mas por las páginas de su blog, mi sorpresa llegó cuando encontré un segundo post donde parte del contenido también está íntegramente copiado de otro de mis post  Trucos para el  nuevo Facebook. Lo mejor es que en él cito a @txente y a @CGT2009 como parte de mis fuentes y hasta eso lo copia . Al final del post en sus fuentes se referencia a si mismo como autor en el primer post que «fusiló». ¡ Es  increíble!!

Intenté publicar un comentario en su blog pidiéndole que rectificara y los tenía moderados, pero finalmente ayer se publicó, sin quitar ni rectificar el post.

 

Me dirigi entonces a la cuenta que tiene el propietario del blog en Twitter (que es  la persona que retuitea los post de este blog y firma el artículo como propio), en abierto porque no nos seguimos, para solicitarle que se pusiera en contacto conmigo, pero hasta ahora sin noticias.

Comentándolo con varios amigos bloggers, me recomendaron que no publicara quien ha sido, ni cual es su blog para no hacerle mas publicidad, solo falta que además le generemos tráfico.

Lo peor de todo es que no podemos hacer nada, hay personajes que viven a costa de los demás en el 1.0 y no iba a ser menos en  el 2.0.

En mi caso no es nada grave ya que mis blogs  simplemente los utilizo para compartir y reflexionar con las personas a las que le pueda interesar sus contenidos. No es la primera vez que me ha pasado pero esta ha sido la mas descarada.Pero lo que me parece mas grave es que estos individuos se aprovechan del trabajo de otros  bloggers que si se dedican a esto profesionalmente (me dijeron que esto es bastante común) y no me parece justo que utilicen su trabajo en beneficio propio.

Una cosa es compartir, inspirarse… y otra muy diferente es adueñarse de los contenidos de otro firmándolos como si fueran suyos.

Seguro que este personaje  aun no se han enterado que en la red todo se sabe