Hace unas semanas en EBE nos preguntaban los amigos de @101cientouno ¿ Por qué merece la pena tener un blog? y la respuesta inmediata no es sencilla.

Creo que casi todos hemos pasado épocas en nuestra adolescencia donde escribíamos nuestras reflexiones y experiencias en un papel, en un diario o simplemente en una servilleta de papel, que luego guardábamos a buen recaudo para que nadie pudiera invadir nuestra intimidad.

Ahora los blogs nos han abierto un mundo de experiencias y aprendizaje donde nuestro comportamiento es justo el contrario. Queremos compartir nuestros conocimientos, nuestras vivencias y nuestros pensamientos.

La última cifra que se dio en el Congreso fue de 200 millones de blogs!

La primera vez que te enfrentas a la idea de ponerte en marcha asusta

¿ Serás capaz de llevarlo a cabo?

¿No será pretencioso por tu parte?

¿Le interesará a alguien lo que escriba?

¿Podré alimentarlo con frecuencia?

Y te sorprendes cuando al lanzar tu primer post no solo te leen tus amigos y familiares, sino que personas desconocidas han pasado por allí y no habías pensado que con cada trazo que escribes,  vas dejando una estela que poco a poco va forjando la opinión que los demás tienen sobre ti.

Empiezas con un objetivo y poco a poco el blog se va transformando, cada vez vas dejando mas testimonios y opiniones personales sobre las que habías prometido no opinar. Pero ya forma parte de ti, así que al menos en mi caso fue la llave para abrir un segundo blog profesional.

El juego de las estadísticas te atrapa. Observas, juegas, pruebas y aprendes.

Hay temas que te parecen muy interesantes que caen en el vacío y por el contrario algunas entradas que no esperabas rebosan vida, visitas de personas que han encontrado en tus palabras un nexo de unión, una frase, una inquietud que les ha llegado.

Para mi un buen lector de blogs es aquel que deja su huella en el que realmente le ha aportado o le ha hecho reflexionar y deja su testimonio ampliando la información, aportando sus impresiones.

«Dejar un comentario en un blog es como dejar tu tarjeta de visita» No recuerdo quien lanzó este twitt pero lo comparto por completo.

Cuando un escrito te aporta  en lo personal o lo profesional, a mi al menos me pide dejar una huella, una opinión,  un signo de que me ha gustado o no, un pasé por aquí y te dejo mi reflexión (sea a favor o en contra eso es lo enriquecedor)

En este primer año de existencia mas de 700 comentarios me han dado las fuerzas y la energía para continuar escribiendo.

Comentarios de amigos, de hermanos, de conocidos y también de personas anónimas que han dejado su opinión dando un valor inmenso a lo escrito.

También algún troll se ha pasado por aquí, pero  como dijo aquel: si no tienes un troll en tu blog es que no vale nada.

Muchas gracias a todos los que me habéis leído, seguido, compartido o comentado durante este año y os animo a todos a  dejar vuestro valor en aquellos blogs que cuando los leáis realmente os  «toquen» u os enseñen algo.

El autor os lo agradecerá enormemente y seguramente se esforzará por hacer un sitio cada vez mejor.