Ayer fue uno de esos días apasionantes donde seguimos y vivimos intensamente las noticias.

Los controladores aéreos españoles decidieron no acudir a sus puestos de trabajo haciendo una huelga encubierta y dejando en tierra las ilusiones de cientos de miles de personas, paralizando el país y aislándolo del resto del mundo.

Los que utilizamos habitualmente Twitter vivimos con pasión el desarrollo de los hechos y hasta los medios de comunicación tradicionales se hacían eco del hashtag #controladores de la plataforma, que fué  Trending Topic en el mundo, para poder seguir las noticias al segundo.

Las fotos del espacio aéreo español dejaban en evidencia a un país que muchos tacharon de tercermundista. Por una vez sobre el cielo español no circulaba ningún avión.

La cuenta de @Iberia echaba humo, intentando informar puntualmente de cómo se encontraba la situación.

A las 22:00 h. el ministro Rubalcaba comparecía ante los medios para explicar la situación e informar que los militares se harían cargo del control aéreo

¿Cómo es posible que un colectivo tenga el poder de echar un pulso al gobierno, sin pensar en las consecuencias que esto podría ocasionar en la vida de mas de 250.000 personas, anteponiendo sus intereses personales hasta ese punto?

Unos empezaban sus vacaciones, otros volvían de una intensa semana de trabajo, algunos esperaban un órgano para un trasplante  y otros simplemente se disponían a visitar a sus familias tras muchos meses sin verse.

En los tiempos que vivimos en España

  • Donde ya tenemos mas de 5.000.000 de parados
  • Donde las cifras revelan que mas del 40% de los parados pertenecen a familias donde todos los miembros están en el paro.
  • Dónde el gobierno ha tenido que seguir apretando el cinturón y retirar el subsidio de desempleo de no mucho mas de 400 € y que supondrá que muchas familias no tengan casi ni para comer

¿Se puede consentir que un colectivo cuyos sueldos oscilan entre los 200.000 y los 400.000 € anuales atenten contra las libertades de los ciudadanos por conservar sus privilegios?

Cuando menos esto me parece obsceno

¿Y ahora que?

El gobierno ha decretado Estado de Alarma, los militares han obligado a los controladores a regresar a sus puestos de trabajo, pero

¡señores ahora es el momento de actuar de una vez y cortar radicalmente estas salidas de tiesto!

Cualquier español que tomara esta decisión en su empresa y decidiera hacer una huelga encubierta sería despedido inmediatamente y sin contemplaciones.

¿Quien va a pagar los cientos de miles de euros de pérdidas que ha ocasionado esta «machada»? ¿Iberia, el gobierno…?

No señores no, no nos equivoquemos que el estado somos todos, solo falta que tal y como está el país nos hagamos cargo del estúpido juego de unos pocos.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=-2Z3eKMBrNE]

Los controladores tienen un estupendo patrimonio con el que responder porque son ellos y solo ellos los verdaderos culpables de todo este desaguisado.

A ver si ahora se va a enfriar el asunto y en Navidades o Semana Santa nos encontramos de nuevo secuestrados.

El gobierno tiene todo de su parte: la ley, la opinión pública y unos hechos inadmisibles en un estado de derecho.

Confiemos que esta vez lo hagan bien y  nunca mas se vuelva a repetir esta bochornosa situación.

Post relacionados:

Los controladores revolucionan las Redes Sociales

No controles

El Caos