Viendo las ponencias de la jornada de AMPE sobre » los medios escuchan», no me queda otra que hacer una amplia reflexión sobre el futuro de los equipos comerciales en los medios de comunicación.

Los anunciantes han aprendido que con mucho menos dinero que antes pueden llegar al consumidor, piden nuevas maneras de integrar la publicidad a los contenidos, hacer que la gente hable de su producto, que sea objeto de debate.

Todo apunta hacia las redes sociales, los sitios web, los blogs. los grupos… y entonces cual es el futuro comercial de la prensa escrita?
Los que llevamos tiempo en esto, hemos visto como los medios han pasado de no publicar anuncios por poderse confundir con publicidad y colocar en la parte superior una careta con la palabra PUBLICIDAD bien visible y casi con focos, a introducir las marcas dentro de sus contenidos. Hemos pasado del publireportaje de pago a la introducción de contenidos como noticia «a cambio de publicidad».

Pero esto se ha quedado ya antiguo, asi no se puede competir.

El mercado publicitario que conocíamos ya no existe, por mucho que algunos se empeñen en seguir como antes. Bajar las tarifas no es el futuro, es solo pan para hoy y hambre para mañana. Los grupos editoriales solo ven su cuenta de resultados actual y no se dan cuenta: que va a pasar mañana?

Los Directores Comerciales están tan preocupados por salvar su silla que no tienen tiempo para pensar. Vamos como «gallinas sin cabeza» es la frase que mas hemos utilizado en los últimos tiempos. Apagando fuegos durante 12 horas al dia, reduciendo plantillas y preocupados por la silla. De este modo no se puede ver mas alla y pensar en futuro.

Quizás cuando te das cuenta estás fuera de juego.

Hace 9 años con el boom de internet todas las empresas perdieron el norte, las inversiones millonarias que se hicieron se perdieron porque todo el mundo sabía que había que estar y no sabían como, asi que a invertir en personal, instalaciones, portales verticales… pero el bluf hizo que estas mismas empresas abandonaran o dejaran de lado «eso de internet».

Los que empezaban a saber algo fueron despedidos, se vendieron las sedes y se cerraron los portales. Se perdió el turno. Ahora se encuentran con que internet ha irrumpido a una velocidad de vértigo.Las redes sociales adquieren poder, los grandes están posicionados y ellos a la cola…. Reaccionarán de algun modo?

No es suficiente contratar nuevos equipos, intentar reconvertir a los antiguos para que de un dia para otro nos sirvan para estar a la altura de las circunstancias. El tren que pasó se perdio y ahora es un AVE a una velocidad de vértigo que lleva dentro a los mas preparados.

Espabilemos y pensemos en futuro. Que los CEO y Directores Generales sepan dejar tiempo a sus Directores Comerciales para pensar. No en como se bajan las tarifas, eso lo hace cualquiera, sino en como evolucionar para estar mañana y de que manera vamos a seguir consiguiendo ingresos para nuestras empresas, ahora que el mundo se está preparando para un cambio que ha llegado sin que algunos se hayan dado  cuenta